THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

martes, 8 de enero de 2008

Atletismo de fondo


Al final cuentan tan pocas cosas que la vida, una se da cuenta, es simple. Agazapadas en la sombra viven las amenazas que una misma ha ido dibujando con el paso de los años. La vida es descubrimiento, pero descubrimiento en compañía. Porque solas no nos hacemos. Bendito acento el del compartir con la otra.
El tiempo es el cinturón que nos ciñe a nuestras limitaciones, aparte de nuestras capacidades. Si veo la tele un rato por la noche hasta que llega mi serie preferida, duermo hasta más tarde por la mañana, si duermo hasta más tarde por la mañana me queda menos rato para escribir, si escribo menos se reduce mi satisfacción interna personal. Así que acabo sobrepasando las cintas de los horarios para desbordar los recintos de lo establecido. Veo la tele hasta las tantas, duermo hasta horas insolentes para el resto de la sociedad y escribo hasta superar los horarios de las comidas.
Y cuando acabo alguna creación no soy capaz de releer lo recién escrito. Me da pánico encontrar algo sin talento. Porque a veces escribo huyendo, como a veces he vivido. Sin embargo no quiero huir más. Quiero quedarme, quiero releerme, quiero encontrarme, a riesgo de fracasar. Es preferible fracasar que frustrarse. Además una no puede escapar de lo que se es.
Une allumette est le feu de demain.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hacemos tantas cosas en la vida y nos ocupamos en tantas cosas que en ocasiones es verdad que no hay tiempo para lo que más nos llena. Estoy contigo, prefiero fracasar a llevar una vida frustrada. Hemos de destruir los relojes y sus pérfidas agujas!!

Atiko.

Stella Blue dijo...

No veo como un intento puede ser un fracaso. El fracaso es la inacción, la inmovilidad, la pereza.
Querer es poder... No porque se pueda, sino porque se quiere. ¡Un abrazo total!

Imaginari dijo...

El fracaso solo es el principio del éxito.