THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

lunes, 8 de septiembre de 2008

El largo día por delante


Desde que me levanto antes por las mañanas, el día se alarga. Como consecuencia, se alarga también la semana. Al principio para bien, pero luego, cuando sólo estamos a miércoles, una ya espera que vuele el reloj. Pero claro, antes hay que vivir todas esas horas con sus obligaciones, disciplinas y trabajos. No importa, es septiembre.
Mi hermano dio un concierto ayer por la mañana y me di cuenta del pedazo de artista que está hecho. Combinó temas propios con temas de otros y no había diferencia en la calidad de unos y otros. Me sentí muy orgullosa de él.
A la tarde, Barcelona no parecía que estuviera de domingo. La catedral viste disfraz de un banco, todo en rojo, debe ser que pone pasta para su rehabilitación. Los monumentos también necesitan de benefactores. Yo de una mecenas.
La luz inundaba todos los rincones de la ciudad. Y no costaba regalar sonrisas. Nacían de dentro. Luego el teatro. Com pot ser que t’estimi tant? con T de Teatre y autoría y dirección de Javier Daulte. Que tiene doble sentido en la obra el título. Desde el yo y desde otra que observa como se quiere a una persona ajena. Nada del otro mundo, pero con gracia técnica y algún gag que otro saludable para seguir con el buen humor. En el Poliorama. En plena Rambla. Enfrente estatuas humanas. Otro teatro.
La noche la cerró Nadal, que perdió ante Murray. Este chico está muy saturado de tenis, pero lo adoramos igual. También de cansancio. De presión. De adulación. De premios. De todo un poco. Y no pudo aunque lo intentó. No se lo puso fácil al escocés, pero Murray tenía tanta hambre que al final devoró la pista, la raqueta y la plaza contra Federer. Mira por donde el rey va a ganar al menos un Gran Slam esta temporada, con el permiso del nervio de Murray, claro.
Day by day, que dicen los americanos, steep by steep. A poc a poc i amb bona lletra. Però si fem un gargot, tampoc passa res, estem entrenant.

5 comentarios:

Pauline dijo...

Supongo que la gente cambia con los años y a mí, ahora, me gusta levantarme relativamente pronto y aprovechar el día, hacer cosas, todas esas que no puedo hacer durante la semana laboral. Quizás, a veces, tenga la sensación de un día largo, pero si lo he aprovechado bien, también la satisfacción de haber podido hacer todo lo que me gusta, que no es poco. un beso

Cantu dijo...

que toca tu hermano?

wow, todos los blogueadores que he visitado estan inundados de labores... que dias no?

Paula Mocinho dijo...

pauline, yo las horas que más disfruto al día son las del desayuno, ojalá se hicieran eternas pero hablo de alargar porque últimamente hago muchas cosas, un día te cuento. la vida tiene sentido por los desayunos y muchas cosas más, pero los desayunos, para mí, una de las razones más importantes para seguir levantándose por las mañanas

cantu, mi hermano toca la guitarra y canta sus propios temas... sí, las labores alternas ocupan mucho. saludos!

Pauline dijo...

Me alegro de encontrar a alguien para quien el desayuno sea algo "importante". Yo necesito desayunar despacio porque el desayuno me sirve para ir organizando mentalmente el día y para despertarme. Ya me contarás algún día. un beso guapa.

Hester Prynne dijo...

Dí que sí, siempre amb bona lletra, como la tuya. ¡Besos!