THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

jueves, 15 de enero de 2009

Rumbo hacia el norte


Hay días que comienzan largos y que pesan como promesas no cumplidas. Son esos días en que llegar a la noche parece toda una metamorfosis. Y cuando la noche cae sobre nuestros pensamientos, ofreciendo su manto de amparo, parece que nada de lo que queda atrás hubiera sido tan grave. Así una se ofrece al sueño como un fruto maduro que alguien se atreverá a tomar. Quién sabe si Morfeo aguarda paciente no sólo nuestros cuerpos cansados sino también nuestras irradiaciones gástricas que son las que contienen nuestros sentimientos. Y todo se mezcla en la psique de los pies que al final son los que mueven el mundo, o al menos nuestra sombra.
Decir nada es tan grave y todo pasa si no mata no es resignación, sino entrega. O tal vez sólo árbol sin hojas que espera la poda para poder volver a brotar. Nunca un árbol fue conformista, como tampoco debiéramos serlo nosotras. Y ante la insistencia de ciertas conductas, transparencia. Siempre podemos recuperarnos.
Hay días en que ya se sabe que las horas pasarán lentas y sin embargo su perfume tiene el regusto de las huellas de tiza que se borran con las manos. Detrás de un día otro. Cadencia constante que acompaña nuestros pesares y nuestras alegrías. Mientras, oigo voces aullantes de dolor al otro lado del muro. Son mis hermanas, mis hermanos, gentes que se parecen a mí, que tienen mis mismas ojeras y sufren de pesadillas cada vez que los guerreros de la noche atacan por sorpresa.
Entonces llega un momento en que la planicie de ciertos páramos se revela como la única salida y la caminante prosigue rumbo al norte, donde dicen que los hielos conservan todavía el recuerdo de lo que un día quisimos ser.

3 comentarios:

Gina Lis dijo...

Todavía queremos ser, querida Paula. Todavía podemos ser.
Te abrazo imaginariamente en el silencio de tu noche donde restalla la barbarie.
No estamos lejos de ellos.
El otro día entré otra vez en un túnel que sirvió de refugio durante la Guerra Civil.
Ya ves, a aquello todavía en los libros de historia lo llaman guerra. Aunque, ¿qué fue sino?

Paula Mocinho dijo...

supongo que sí, querida gina, supongo que todavía queremos ser, aunque a veces...
un abrazo

NoeliaA dijo...

Todavía podemos, todavia... Mientras sigan naciendo personajes como Lisa Simpson, como Mafalda de Quino. Todavía se sueña.