THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

jueves, 14 de octubre de 2010

Hablar por hablar


En las televisiones se pasan el día hablando de la crisis o de Belén Esteban. La gente se cansa de la crisis, la cruda realidad, y pasa el canal para encontrarse con la princesa del pueblo. Las tertúlias políticas cambian de actores, cada vez nacen más contertulianos y contertulianas de debajo de las piedras. La sociedad civil tiene mucho que criticar y mucho que oponer y muchas alternativas que dar, pero hay tantas recetas que una ya no sabe cuál escoger y al final le da por pensar que la receta de la abuela es la mejor: si tienes dos no gastes tres.
En una de esas maravillosas tertulias televisivas anoche un tipo cuyo cartelito anunciaba como filósofo, hablaba de los tres actuales Premio Nobel en Economía que se ve que opinaban que Europa, si quiere sobrevivir a esta crisis, tiene que ceder en los derechos sociales como única salida. ¿Y luego qué? Me pregunto yo. Empezamos vendiendo todos los derechos logrados en las últimas décadas y cuando ya no nos quede nada para hacer caja nos pasará como alguno de esos países en los que los hay muy pero que muy ricos y el resto pobres como ratas. La renuncia debe ser la última de las acciones. El barco, mientras los motores funcionen, debe mantenerse a flote y si hace falta remar pues se rema. ¿Qué queremos hacer? ¿Quitar las ayudas a la dependencia? ¿Reducir todavía más las pensiones cuya media es paupérrima? ¿Privatizar la Seguridad Social? ¿Dejar a los enfermos crónicos sin ayudas? ¿A qué se refieren esos economistas? ¿A esto de lo que hablo aquí y ahora? ¿Qué alternativas proponen? Si no eres emprendedor, ¿no sirves?. Si no eres capaz de levantarte, ¿eres un bulto sin derecho a nada?
Cada día entiendo menos el mundo. Me siento Gulliver en el país de los gigantes. Con uno de esos piezazos que me pueden aplastar sin darse cuenta. ¿Soy de una sensibilidad distinta al resto? Tal vez si se consiguiera frenar el fraude y la corrupción se recuperaría mucho dinero. Pero no aquellos y aquellas que con pensiones o subsidios de desempleo nimios y varios miembros de su familia en el paro tienen que hacer chapuzas y parches para poder sobrevivir. Los de siempre siguen especulando sin generar riqueza y llenándose los bolsillos con operaciones fantasma.
Hay gente que se piensa que todo el mundo es igual y desgraciadamente eso no es cierto. Se confunde la igualdad de oportunidades con las capacidades de las personas. Hay personas que necesitan ayuda porque está en desigualdad de condiciones, ya sea por discriminación física o social, de ahí que haya una palabra importantísima llamada solidaridad. En cristiano, compasión. Pero con la que está cayendo se nos olvida. De ahí que no se deba renunciar a la Europa social, que nos ha costado mucho y todavía está a medio hacer. Lo malo es que nuestros gobiernos ya han empezado a ceder. Y que cedan los alemanes o los franceses, es un decir, a nosotros nos llevan siglos de ventaja, pero que se empiece a ceder aquí, tan por detrás en todo lo que son los derechos sociales y las ayudas económicas, apaga y vámonos.
A lo mejor no tengo ni idea y hablo por hablar, pero qué quieren que les diga, hoy es uno de esos días en que me apetece hablar por hablar.
Lo malo es que en una sociedad basada en el éxito no hay cabida para todo lo que no huela a superación, redención y final feliz.

4 comentarios:

EMMA. dijo...

Paula, yo también oí eso y me espeluznó. Volvemos a los tiempos de Maria castaña o peor, a seguir princesas grotescas de pueblos inexistentes. ¿será esto el principio de un gran cambio o de un caos?
Muack.
Emma.

Paula Mocinho dijo...

Es que sabes qué pasa, Emma, que bajo el paraguas de la crisis se cobijan ruindades que nos pueden llevar a la época de las catacumbas si nos dejamos guiar. No tengo muy claro que se vaya a producir un gran cambio, la verdad, ojalá. Un besote!

Una mujer y mil imágenes, Arlette dijo...

Ayer es que estabamos con el debate del Club negro, super interesante, yo tuve algunos problemas logisticos, pero bien.

Al tema, últimamente con tus posts estoy reflexionando mucho sobre la política y la economia y no habrá un cambio, por el simple hecho del cambio politico, creo que las cosas van más allá.

Todo el tema de la Esteban, es una manera fácil de tener entretenida a la gente y además, creo que el periodo Zapatero ha termiando ya no cuentan mucho más ¿no?

Besos

Paula Mocinho dijo...

Arlette, me agrada que me digas que con mis posts estás reflexionando sobre la política y la economía. Yo tampoco creo que el cambio de gobierno provoque un cambio social y de sistema, pero quién sabe, cabe tener la esperanza para que sea un cambio hacia una sociedad más compensada y justa. Saludos cordiales, Arlette!