THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

martes, 3 de agosto de 2010

Cinco películas para un ramillete de violetas imaginarias


Durante mucho tiempo estuve al día de las novedades cinematográficas sabiéndome directores e intérpretes y hasta guionistas de las películas más tontas y también de las más independientes. Hacía un par de colaboraciones por teléfono en los programas 'La persiana' de Ràdio Barberà y 'El tramvia' de Ràdio Ciutat Vella. Como eran radios pequeñas decía lo que de verdad pensaba sin temor a consecuencia alguna. El cine me apasiona. Cuando veo una buena película el placer es máximo. En estas épocas del año no es tan fácil, se estrenan productillos que seguramente estaban escondidos en las profundidades de las latas más hondas y lo cierto es que apetece poco ir al cine.
Pero este fin de semana, como los diarios y los suplementos van tan cortos, 'El País Semanal' se ha inventado una encuesta a grandes profesionales del cine hispanoamericano para sacar las cien películas más importantes que cambiaron su vida. Y la cosa ha quedado encabezada por 'El Padrino', es decir que variamos con respecto a la que siempre sale encabezada por 'Ciudadano Kane'. Claro que cambiar la vida de alguien a través de una película a mí me parece una tremenda 'boutade'. Las películas como las canciones no cambian la vida, si un caso influyen.
La primera película que vi en el cine fue 'Ben-Hur' y pongo a dios por testigo que no pasé hambre artística porque esta película de William Wyler es maravillosa. La vi con mi madre, tenía diez años, y tal vez no me cambió la vida pero me causó un impacto difícil de olvidar. A los 14 años quise ser directora de cine. Probablemente nunca llegaré a serlo, tengo cuarenta y me quedan muchos sueños por cumplir, pero estoy muy enamorada del teatro y el cine es realmente complicado de hacer.
Pero puestas a jugar yo también voy a dar mi lista de películas que 'me cambiaron la vida': 'El Padrino' (La trilogía), de Francis Ford Coppola; Big Country, de William Wyller; 'All about Eve', de Joseph L. Mankiewicz; Sin Perdón, de Clint Eastwood; Blade Runner, de Ridley Scott y una sexta que sería por sentimentalismo, 'Ben-Hur' de W. Wyller otra vez. Tal vez yo ampliaría cinco más, con sólo cinco te quedas corta. Como se ha podido apreciar no soy muy del cine europeo, ni siquiera del español. Y es que escojo películas que no me importaría ver una y otra vez. Se me quedan fuera un buen ramillete que también puedo ver una y otra vez pero eran cinco y voy a respetarlo, aunque haya hecho trampa y al final haya puesto seis.
'El Padrino' porque es una verdadera tragedia de nuestro tiempo sin la cual otras películas emblemáticas como por ejemplo 'Uno de los nuestros' no existirían. 'Big country' porque junto con 'Sin perdón' son mis westerns preferidos, me encantan, me parecen brillantes, obras maestras. 'All about Eve' porque aparte de haberla discutido ardientemente en su análisis con Albert, es una película grandiosa en la que Bette Davis y Anne Baxter están espléndidas y además habla de la ambición por conseguir llegar al arte sea como fuere. Y Blade Runner porque es mi película preferida de ciencia ficción, género que amo. Y la propina, 'Ben-Hur' por razones obvias.
Sin embargo, hay tantas películas maravillosas que mejor no pensar.
En realidad a la gente que nos gusta tanto el cine es porque nos gusta muchísimo la ficción. No sé si como modo de evasión o como método de elevación. Dame una buena serie y me engancharé como un canino. Dame una buena novela y la reeleré con las ganas de la creación. Incluso déjame leer un buen cómic y pensaré en escribir uno. No sé si toda la vida es cine pero un buen guionista puede hacer que eso sea así. Cuando una película te salva del hastío y te lleva a conquistar el entretenimiento sea de la forma que sea el agradecimiento es tan grande que no cabe en el sentimiento. El arte, sea del tipo que sea, es algo impredecible, puede hacer que alcances las cotas más altas de gusto, ya sea poético o sensual o primario.
Cine, cine, cine, cine, más cine por favor, que toda la vida es cine y los sueños cine son, cantaba Aute. Era previsible que lo pusiera pero también, dada la entrada de hoy, imprescindible.

18 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

No soy muy de cine pero me impacto en mi adolescencia "fiebre del sábado noche" y Grease...me encantaba hacer de Sundy o como se llame, pero como era tan alta era difícil bailar con alguien. Luego me aficioné al cine negro, el clásico y tengo una colección de pelis increíble.¡Si tienes la edad de mi Rosalía! Por cierto, enhorabuena, tus relatos me han ENCANTADO, ya te explicaré más...
Un abrazo maja.

Paula Mocinho dijo...

No soy muy de musicales, excepto los que no lo parecen como 'Cabaret' o 'All that jazz', los dos de Bob Fosse, que para mí era el maestro de este género. Con Grease me divertí y 'Fiebre del sábado noche' la recuerdo vagamente... ¡Qué guay que te hayan gustado mis relatos! Un besote, guapa!

Una mujer y mil imagenes dijo...

A mi me encanta el cine, aunque no entiendo mucho.

Es una manera de salir de la realidad y vivir de otra forma durante un par de horas.

Cargar las pilas de buenas sensaciones y disfrutar de ello, si la pelicula vale la pena. Si no, siempre encuentras puntos positivos.

Gustan, gustan tus relatos

Paula Mocinho dijo...

¡Que bien que gusten mis relatos! Estupendo... El cine a veces hace que salgas de la realidad y otras te mete de lleno... No importa que no entiendas de cine, importa la pasión que te cree. Un besote, guapa!

MARTA dijo...

Me agrada la evasión del cine. Soy incapaz de escoger una película y mucho menos de hacer una lista. Soy olvidadiza.
Saludos.

Paula Mocinho dijo...

Marta, el caso es que lo disfrutes, ¿no? Yo es que soy una apasionada y me gusta recordar quien hizo qué... Un besazo!

Gina Lis dijo...

Yo no me canso de ver "Death at the funeral" (Un funeral de muerte). Me troncho siempre.

Paula Mocinho dijo...

Gina, creo que la he visto pero no me dejó huella, eso de las sensibilidades es un misterio... Besitos!

Paula Mocinho dijo...

Gina, creo que la he visto pero no me dejó huella, eso de las sensibilidades es un misterio... Besitos!

ROSALIA dijo...

Yo soy más de libros para recordar y releer, aquellos que te marcan. Pero Paula, no me gusta el cine, mejor dicho, mi ex me hizo aborrecerlo y ahora no piso una sala sin poner mala cara y ponerme muy nerviosa. Eso sí, pelis en casa y DVds sí.
Besos wapa.

Paula Mocinho dijo...

Qué pena, Rosalía, porque la magia del cine es maravillosa, tanto como un buen libro. Y no es lo mismo el DVD o el ordenador que el cine. Deberías darle una segunda oportunidad. Sin duda es el séptimo arte. Un besote,

EMMA dijo...

"El cartero siempre llama dos veces", la original en blanco y negro. Me marcó Paula. "Cara de ángel", con Robert Mitchun. la original de Frankenstein y las mismas de tu lista. Me aficioné al cine independiente y continúo tras él. Libros; una adicta de la literatura. Entre todas hemos hecho un buen "ramillete de violetas". Seguimos en contacto.
Muack.
Emma.

Ave dijo...

Huy, yo no sé si sería capaz de hacer una lista, pero... como la pregunta es "películas que te cambiaron la vida", pues eso lo facilita un poco. A ver:

1. "Deseando amar", de Wong Kar Wai, en el número 1 indudablemente. Porque la palabra "belleza" no vuelve a tener el mismo significado después de verla.

2. "El puente sobre el río Kwai" en el dos. Porque fue la primera película que vi con mi padre en el cine (con descanso y todo en el ambigú).

3. "Remember you and I", con Cary Grant y Deborah Kerr. Qué ñoña soy... jaja.

4. "La doble vida de Verónica" de Krysztof Kieslowski. Porque me emocionó muy profundamente.

5. "La dama de Shanghai", porque todo el mundo prefiere Sed de mal o Ciudadano Kane, pero para mí ésta película es maravillosa.

Paula Mocinho dijo...

Ave, menos 'Deseando amar' te compro el resto y es que lo he intentado pero creo que no tengo la misma sensibilidad, aunque soy cabezota y sé que lo volveré a intentar. Recuerdos!
'El cartero siempre llama dos veces' las dos versiones son estupendas, porque no me digas el polvo de jessica lange con nicholson en la mesa de la cocina... Y las de Frankenstein son excelentes, tanto la primera como la secuela de la novia de Frankestein... Seguimos!

Ave dijo...

Algún día te enseñaré una foto que me hice en un hotel haciendo de Jack Nicholson en Shine (una payasada, me encanta hacer el canelo). Lo que pasa es que a mí Nicholson me da mucho repelús, así en general.

Yo no puedo hacer listas, porque por ejemplo hoy cambiaría completamente de opinión y te diría que mi peli número 2 es Shadowlands (creo que aquí fue Tierras de penumbra), que me parece una de las historias de amor más bonitas de la historia del cine... Ay, es que hay tantas... ¿No te gustan los musicales? Pues fíjate que a mí me encantan... los clásicos e incluso los modernos, Chicago me divirtió mucho.

Un beso, Paula!

Ave dijo...

Rosalía, ¡¡¡no reniegues del cine!!! jajajajaja. ¡Y mucho menos por una ex! A mi ex La Más Grande le gustaba mucho el heavy metal y yo exorcicé mis demonios yéndome a un concierto de los Judas Priest... jajajaja :-)

juan espectador dijo...

siento ser un intruso pero sigo tus post-columnas diarias con interes y me sorprende que al recordar peliculas ninguna se acuerde de 'Thelma y Louise', no entiendo mucho de cine pero creo que esa es una pelicula que podria estar entre mis diez, aunque no soy muy de listas ni de héroes. Un saludo, se te echará de menos si te vas de vacaciones, un beso.

Paula Mocinho dijo...

Ave, también compro 'Tierras de penumbra' con la grandísima Debra Winger, una actriz ahora medio desaparecida pero que es una de las más grandes; esa historia de amor, tienes razón, de las más bonitas, me encantó. Y he olvidado 'Chicago' cuando he reconocido algunos musicales, me frapó muchísimo. Los tres protagonistas y los números de bailes con canción son enormes. Y tiene uno de los diálogos más memorables que yo recuerde. Cuando C.Z Jones se agacha y Renée Z. le ve el agujerito en la media, cuando el personaje de Z.Jones le está proponiendo un dueto, hacia el final de la peli. Y el personaje de Renée le dice que nunca trabajaría con ella porque la odia, y C.Z Jones le responde algo así como 'eso no es problema, este es el único trabajo del mundo en el que se puede trabajar con quien se odia'. Era algo así. Me encantó. Sigue, sigue que tenemos pelis de gusto común además ya veo que eres superaficionada.
Hola Juan, gracias por comentar, creo que es tu primera vez, anímate y sigue. 'Thelma y Louise' fíjate si me gustó en su momento que la fui a ver tres veces al cine, dos en doblada y una en versión original. Es una peli estupenda, maravillosa, que puede que cuando disparan al camionero en síntoma de venganza utilice los mecanismos masculinos, como decía mi profe de cine, pero no importa, porque incluso el final contiene una poética inenarrable, con ese Harvey Keitel corriendo a cámara lenta detrás de ese coche que se adentra en la nada del abismo pero que el director no quiere que veamos caer. Sí, también la pondría en otra lista, sin duda. Sarandon y Davis están gigantes, ambas fueron nominadas al Oscar de aquel año a pesar de que no lo ganaron. Un besote, Juan y gracias por aportar.