THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

sábado, 25 de junio de 2011

Telegrama extenso desde el 'off' del off'


Lo primero de todo destacar una noticia que por supuesto me llama la atención: 'La justicia de la ONU condena a cadena perpetua a la primera mujer acusada y sentenciada por genocidio'. Se trata de Pauline Nyiramasuhuko, ministra de familia ruandesa de la etnia hutu que alentó a la eliminación, violación y demás torturas sobre mujeres de la etnia tutsi. Lo cual demuestra que el mal no es ajeno a los géneros, cosa que pese a mis escritos de algunos de estos post se haya podido desprender. Pero lo que me llama la atención es que ante tal cantidad de tipos genocidas, asesinos y demás torturadores que se pasean por el mundo impunemente el titular sea 'la primera mujer'. Sin duda es la primera mujer, claro, pero eso, me llama la atención y no tengo nada más que añadir. Abro con este titular porque mejor empezar por una cuestión de justicia. La maldad no debe pasar impune aunque se halle bajo circunstancias extremas. El hijo también ha sido condenado por ayudarla.
Vamos al territorio español. Resulta que peneuvistas y sociatas no se han puesto de acuerdo para hacer pantalla y Bildu gobernará el ayuntamiento de Donostia y la diputación de Gipuzkoa. Hasta aquí la noticia me llama la atención porque los únicos dispuestos a impedir que Bildu, que hasta que no se demuestre lo contrario y después de la trayectoria de todo tipo de partidos de este corte ideológico estan bajo observación microscópica, va a disponer de más de ochocientos millones de euros que yo, como inocente e ingenua que soy, espero que vayan a parar a cuestiones ciudadanas y ni un puto euro a organizaciones próximas a Eta o a la Kale Borroka, si es que existe todavía. Ahora es el momento de la verdad, tienen la opción de hacerlo bien, que nos demuestren que están por la paz, que lo hagan, que demuestren que los jueces que apostaron por ellos no se equivocaron. De momento han quitado el cuadro del rey, que es un hecho menor pero no por ello menos importante. No olvidemos que los símbolos mueven las ideas y las ideas a las personas. A ver, seguiremos de cerca los movimientos. De entrada son inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Porque, ah, otra cosa, también deben gobernar bien, no sólo no dar pasta a quienes amenazan, extorsionan y demás abusos de la libertad de las personas. Los programas con una sola idea central suelen despertar mis sospechas.
Y Fukushima. ¿Qué coño va a hacer el hombre contra la amenaza real de las centrales nucleares? Aparte de encomendarse a Dios, claro. Parece que la instalación de agua radioactiva de la central amenaza con desbordarse. Y hasta aquí puedo leer, lo dejo en el aire porque es un tema que me pone mal, muy mal.
La buena noticia, la excelente noticia es que aquí en Catalunya tenemos autores jóvenes con capacidad de riesgo, con talento desbordante también como directores. Consejo entusiasta donde los haya: corred a la Sala Tallers del Teatre Nacional a ver 'Una historia catalana' de Jordi Casanovas. Volad si tenéis aeroplano, comprad aunque sea en la reventa ¡ya! vuestra entrada que se acaba este domingo. Supongo que ante el éxito algún teatro se dignará a ofrecerles un hueco porque este montaje merece ser visto por más público. El elenco es excepcional, están todos inmensos, pero por encima de todos y todas sobresale la luz de una actriz para la que hay que pedir un premio ¡YA!: Míriam Iscla. No sé qué deciros de esta actriz que para el gran público está asociada a la comedia -de las T de Teatre; que, por cierto, son estupendas-. Puedo deciros grande, enorme, gigante y me quedo corta porque ese final, ese final extraordinario que Jordi Casanovas se atreve a poner en escena no es posible sin Míriam Iscla. Gracias a todo el equipo capitaneado por Casanovas, obras así me recuerdan por qué hago y amo el teatro.

2 comentarios:

Butaques i somnis dijo...

Acabo de escribir la crítica hace unas horas, me encantó todo menos el final, cuando empiezan a subir a la montaña con esa iluminación que parece que vayan a aparecer Extraterrestes se me hizo eterna y corta el buen ritmo de la función. Pero la Iscla está genial, creo que ha sido un gran acierto por su parte abandonar a las T de Teatre y comenzar a hacer proyectos más dramáticos.

PS: Pensé que hoy ibas a hablarnos de la decisión historia de NY por la igualdad...

Saludos!

Paula Mocinho dijo...

Butaques i somnis, podría haber hablado de que ya me puedo casar en Nueva York, pero debía tener el punto de mira en otras cosas, sobre todo en las magníficas dos horas y algo de teatro que nos ofreció Jordi Casanovas el otro domingo. Ahora me paseo por tu blog, a ver qué onda. Saluditos!