THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Antes y ahora


La televisión de hoy en día no hace entrevistas como las de antes, aquellas que se llamaban entrevistas en profundidad. Estos días se ha muerto probablemente el maestro en este tipo de entrevistas, el periodista Joaquín Soler Serrano. Gracias a la tecnología he tenido oportunidad de ver algunas de las que hizo en su programa 'A fondo' que duró de 1976 a 1981. Entrevistas que se tomaban su tiempo y en las que el entrevistador le daba una confianza al invitado que lo inspiraba para contestar abiertamente aquello que el periodista le apuntaba o le solicitaba con enorme elegancia. Con pocos papeles. Esas entrevistas fueron editadas en DVD y pude comprar la de Jorge Luís Borges que era un encanto y ver la de Julio Cortázar, un ser tan extraño y contumaz como sus cronopios y famas, aunque yo diría que el escritor nacido en Bélgica pero argentino de ascendencia y de cultura era descaradamente un lindo cronopio. Joaquín Soler Serrano pasó del blanco y negro al color y siguió entrevistando a personajes destacados de la cultura y la sociedad hispanoamericana e incluso algún norteamericano de adopción como Elia Kazan o un inglés como Frederick Forsyth. Los servicios informativos de BTV hablaban ayer de la reprogramación de algunas de estas entrevistas que con mucho gusto vería. También las podría recuperar TVE que para eso se dieron en esa casa, sería un bien para la cultura y para los futuros periodistas. Y para los espectadores en general. Seguro que me engancharía. A mí y a todo aquel espectador inquieto.
Hablando de televisión, todas han vuelto con los mismos programas. Más o menos. Algunas ni siquiera los sacaron de la parrilla como Tele5 con 'Sálvame' y 'La Noria'. Pero este año muchas de ellas han comenzado el lunes 6 de septiembre, como 'El matins' de TV3 o Ana Rosa Quintana o incluso 'Espejo público' de A3. El que todavía no he conseguido ver es el programa que presenta Glòria Serra, antigua 'partener' de Jordi González en 'La Noria', era quien siempre introducía los temas y lo hacía francamente bien, con mucha seguridad y siempre explicando bien la historia, los antecedentes, las consecuencias. Contaba, que creo que es lo que le falta a su sustituta Sandra Barneda que me parece que lee más que cuenta. Pero a todo se aprende, cuestión de tiempo. Y atención que en 'La Noria' del 11 de septiembre se sube Artur Mas. Si ya en su momento Pepiño Blanco acudió a este popular programa que lidera la noche de los sábados, ahora es el líder de CiU quien se acerca al pueblo llano. No deja de sorprender cómo ha subido el caché este programa que entrevista a todo tipo de personajes, desde el corazón más descarnado hasta políticos de primera fila.
También han regresado los programas de humor con energía renovada, 'El intermedio' y 'Buenafuente'. Ayer creo que era que Wyoming hacía un chiste sobre Tele 5, ya que pongas esa cadena a la hora que la pongas siempre está Jorge Javier Vázquez, y un poco sí es así. A 'Buenafuente' no he podido echarle un vistazo pero cae un día de estos, porque a pesar de los años que hace que lo veo, me sigue haciendo reír su inteligencia fina. Y es que Buenafuente aparte de tener el don del sentido del humor tiene el don de saber renovar a sus colaboradores. Con Berto ha vuelto a acertar.
En los medios de comunicación sigue habiendo buenos profesionales. Sobre todo me gustan los de los servicios informativos. Pepa Bueno me parece una de las mejores. No sólo la veo presentar el telediario de las nueve sino que la he visto hacer entrevistas y me ha parecido que tiene un fondo que debieran explotarle más. Recuerdo una entrevista que le hacían a tres bandas a Zapatero hace algún tiempo ella misma, Ana Blanco y Juan Ramón Lucas y recuerdo perfectamente quien de los tres era la más incisiva y no dejaba que se escurriera el presidente, de hecho se notaba cómo Zapatero se sentía incómodo delante de las preguntas de Pepa Bueno. Mi admiración por ella ya viene de 'Los desayunos de la 1' donde mantenía una tertulia política y hacía una entrevista a un político de actualidad. Ahora la sustituye con notable solvencia una chica joven pero experimentada: Ana Pastor, que venía de presentar '59 segundos'. María Casado también es otra periodista que está muy bien. Y en deportes me gusta María Escario, con ese punto de sorna y sentido del humor que le imprime a las noticias de deporte cuando el tema se lo permite. El otro día, ante mi estupor, le llamó 'bicho' a Maria Casado y ésta le contestó 'pues anda que tú'. Fue un momento de sitcom que en medio de las noticias me provocó una carcajada y, acto seguido, duda sobre si había escuchado bien. Parecía que Maria Escario le tirara los trastos a Maria Casado. Y el tipo que sustituye a David Cantero en los fines de semana despidió el telediario diciendo 'y con el bicho nos vamos', que quedó de un raro tremendo. A veces dar paso a tu compañero o compañera queda un poco ortopédico, como cuando Ana Blanco lo hace, que una no puedo evitar pensar que es artificio, pero cuando lo hace Pepa Bueno o María Casado todo queda mucho más orgánico. Es sólo una opinión. Ana Blanco lleva años en la parrilla, también será por algo. En TV3 me gusta Raquel Sans, por todo en su conjunto. Y en el telenotícies migdia tiene mucho gancho, a pesar de que siempre se traba en algo, Núria Solé; es muy simpática y cuenta bien las historias de las noticias.
La tele con tenerla de fondo es suficiente. Ese rumor queda lejos y parece la calle, que transitada, tiene más movimiento de lo normal. En realidad, la tele sólo es una ventana a la reproducción de la vida.

5 comentarios:

EMMA. dijo...

Sinceramente Paula, un bodrio en general el periodismo que se ve en TV. No hay periodista ni buenos ni malos, hay okupas en la profesión. Si contáramos cuantos tienen la carrera descubriríamos que la mayoría no los son. Sin hablar de los "colaboradores gritones y maleducados". Es triste que los verdaderos profesionales se queden el el "banquillo" y para ser como la petarda y engreída de Ana Rosa Quintana, que fue muy buena en sus comienzos, mejor quedarse en el banquillo.
Muack.
Emma.

ROSALIA dijo...

Paula, yo soy de radio. Adoro la voz y la personalidad de Julia Otero, estoy enamorada de ella. La sigo todas las tardes en onda Cero. ¿no ves Aruscity?
Besos wapa.

Paula Mocinho dijo...

Emma, qué visión más pesimista de la tele. Yo las profesionales que nombro, como Pepa Bueno o Maria Casado o Raquel Sans creo que son buenas y todas tienen la carrera que yo sepa. Ahora bien, no pasa nada por quedarse en el banquillo. Y es cierto que hay colaboradores de algunos programas que son un bodrio. Te recomiendo que recuperes algunas de las entrevistas de 'A fondo', son excepcionales, periodismo en estado puro, con clase. Eran otros tiempos también. Besitos, Emma!
Rosalía, me encanta Julia Otero, la verdad es que no he hablado de las ondas. Mira, a lo mejor regreso a las ondas por las tardes, por las mañanas me gusta tener de fondo 'Els matins' de Cuní mientras escribo, siempre me divierte Pilar Rahola. Besote, guapa!

NORMA dijo...

Buenafuente me gusta. Lía me acostumbró a la radio y los debates son realmente merecedores de elogios. Soy como Emma, muy crítica con la TV que se hace ahora. El lema "haber quién la dice o hace de más gorda" se sigue a rajatabla. Si hasta los telediarios son raros, con chistes malos y chorradas varias...Paula, vende el morbo, los gritos, las princesas de pueblos inexistentes, el sexo por fama, las charlas sobre abusos, insultos...me pongo super nerviosa...y lo peor...Lía está enamorada de la Otero...me cachis, y yo que pensaba que estaba enamorada de mi...je,je,je...

Paula Mocinho dijo...

Pues Norma, igual os llevo un poco la contraria pero hay cosas de la tele que me gustan y creo que merecen la pena, así como creo que hay buenos profesionales que hacen bien su trabajo. Lo que ocurre es que a veces todo queda empañado por ese 'a ver quién la dice más gorda' del que hablasy po esos gritos y princesas del pueblo. Mujer yo creo que entre tú y la Otero no hay punto de comparación, jejejeje...
Un besote, guapa!