THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

domingo, 2 de marzo de 2008

Betsabé y Lucy


El rey David descubre a Betsabé mientras ésta está bañándose y la lujuria se apodera de él. El marido, un oficial de la armada real, está en el frente. David ordena a Betsabé que se acueste con él. De este encuentro Betsabé se quedará embarazada de un hijo que morirá. Para deshacerse del entuerto, David preparará una trampa en la que Urías el hitita, el marido vejado, se vea obligado a reconocer la paternidad de este hijo que nunca concibió. Urías se da cuenta del engaño y rechaza a Betsabé. David entonces lo envía a primera línea de fuego sabiendo que su destino será fatal. Dios, avergonzado de su siervo más fiel, castigará a David con la muerte de ese primogénito engendrado con Betsabé. A lo largo de su vida, Betsabé tendrá más hijos de David.
El juez Turpin codicia a Lucy, la bella esposa de Benjamin Barker y para conseguirla no duda en enviar a la cárcel al ingenuo barbero. Sondheim construye 'Sweeney Todd' a partir de una historia que a todas luces bebe de esa gran fuente de mitos que es la Biblia. Sin embargo y, a diferencia de las sagradas escrituras, de este acto abyecto no nacerá un ser justo como Salomón sino una sed de venganza que sólo verá su fin cuando la tragedia se haya cumplido en su versión más retorcida.
Curiosamente Betsabé será una consorte con mucho poder, se adaptará a su nueva situación, superando un adulterio forzado, y conseguirá que su hijo Salomón sea el rey de Israel. En cambio Lucy se envenenará, perderá la razón y sus días estarán plagados de nebulosa convirtiéndose en una pobre sombra que vaga perdida por las calles de Londres. Un tiempo y otro obedecen a una moral distinta. ¿Quién se enamora de su secuestrador?
En Amour, la force ne soumet pas.

2 comentarios:

Pauline dijo...

Tenía mis dudas sobre si ver o no la película porque no me gusta mucho Johnny Deep pero gracias a tu post la veré aunque sólo sea para poder responder a tu pregunta final. un besazo.

Mármara dijo...

Pues, a mí me pasa justo lo contrario. Tenía dudas y ahora ya sé que no la veré.
Para la pregunta, ¿quién se enamora de su secuestrador?, tengo una respuesta, pero como es demasiado heavy, a la vista de la que está cayendo este año con las mujeres asesinadas por la violencia machista, casi que prefiero quedármela.