THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

martes, 8 de junio de 2010

Düsseldorf, un tango existencialista


La sister Laura Freijo presentó ayer su obra 'Düsseldorf' con dirección de Eva Hibernia e interpretación de Vicky Peña en el papel de Delmira Bel, Quim Lecina en el de 'el Hombre', Carme Poll en el de Nora, Emili Pera en el de Bruno y la joven Karmen López Franko en el de Olga. Voces en off: Anabel Moreno, Albert Tola y Gemma Julià.
La historia es dura, las que hemos seguido a la Freijo no estamos acostumbradas a que nos hable tan crudamente. Alcoholismo, tabaco, personajes desastrados, canciones de karaoke, adicciones afectivas que no conducen a nada, pero también habla de reconciliaciones a través de personas interpuestas porque las que deberían perdonarse ya no pueden, de que siempre se puede empezar de nuevo aún recayendo una, dos veces, las que sean necesarias para comprender esa frase bondadosa que repite el personaje de 'el Hombre': las cosas que hacen daño hay que dejarlas. Como dijo la autora, la bondad no cotiza en bolsa, por eso parece un poco extraño esa especie de ángel que interpreta maravillosamente bien Quim Lecina. Ángel al estilo 'Cielo sobre Berlín' de Wim Wenders, por ejemplo.
Y si nos ponemos a hablar de maravillas interpretativas hay que aplaudirlos a todos encabezados por esa bestia escénica que es Vicky Peña, que haga lo que haga siempre te pone el corazón y las entrañas en un puño, tanto si nos hace llorar como si nos hace reír, ayer las dos cosas. Y es que hay que decir que siendo un drama de tomo y lomo tiene sus puntos de cómico-desesperados que el público agradece para ir respirando, que ayudan asuavizar muchas escenas. Y ya puestas a repasar las interpretaciones, decir que Emili Pera ('Lorca eran todos' de Pepe Rubianes) compone un Bruno muy suyo y terriblemente humano con el que te ríes y compadeces. Carme Poll ('Nunca estuviste tan adorable', de Javier Daulte) sigue subiendo y de nuevo se supera con esta Nora verborréica de corazón gigante que hace lo puede sin escuchar demasiado. Y, finalmente, Karmen López aguanta el tirón con uno de los personajes más difíciles de la obra, la hija abandonada, Olga. Rematamos con la dirección de mi siempre imaginativa bessona que hace una propuesta escénica totalmente acorde con el ambiente que se respira frase a frase, emoción a emoción.
Los actores y actrices, en el coloquio que se ofreció al final junto con la autora y la directora, reconocían que tal vez hubieran hecho falta algunos ensayos más para acabar de redondearla. La autora habló de 'Düsseldorf' más allá de una ciudad, como un estado de las cosas, como un estado emocional, como Bigas Luna explicó en su momento su película 'Bilbao'; hoy tengo un día Bilbao, o también como mis días 'Vallejo', yo nací un día que Dios estuvo enfermo, grave.
En detrimento de la propuesta hay que decir que siendo una obra de teatro -tenía toques muy cinematográficos- la autora debería considerar seriamente la duración y valorar qué escenas podrían cortarse en favor de un ritmo más atlético. Curiosamente, en la exposición del final, Laura Freijo admitía que en la lectura de 'Magalia, II Encuentros de creación contemporánea' (2007) le había pasado todo lo contrario, que el semimontaje había quedado corto. Pues ahora es tiempo de pasar la tijera, querida Freijo.
El publico acabó divido, hubo deserciones que suponemos no entraron en la obra y hubo gente que felicitó a la autora y al equipo una vez se hubo acabado el coloquio. No se puede gustar a todo el mundo.
De todos modos, Laura Freijo, la próxima no te pongas tan 'dostoiewski' y haznos reír como tu sabes.
Postdata, seguiremos informando sobre el Primavera Vaca, I Cicle de lectures dramatitzades d'autores contemporànies.

5 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

Observo que has disfrutado como una niña y comentas la "jugada" de tal modo que hace que lamente no haber estado presente para dar mi humilde opinión. Quizá el año que viene, con mi nuevo cargo de inspectora...ja,ja,ja.
Un saludo.

Paula Mocinho dijo...

¡Hola Norma! Pues sí, la verdad es que disfruté, había gente conocida, que eso también motiva lo suyo y vi un texto que está bastante bien, salvando las cositas que ya apunto en esta entrada. Vente, vente, que el año que viene seguro que habrá más y una rutilante inspectora siempre va bien para descubrir los pequeños detalles. Besos, guapa!

ROSALIANM dijo...

Hay Paula, no sé porque en Lleida no se hacen cosas así. Le cuesta mucho arrancar iniciativas tan buenas y al final hay que ir a Barna. Con los grupos de lectura sucede lo mismo. ¡Que envidia! Has colgado una entrada muy interesante, con coloquios, con lo que me gustan a mí los coloquios y Laura Freijo. Hay, envidia sana Paula.
Un beso.

Paula Mocinho dijo...

Rosalía, me das una idea que ya le comentaré a mis compañeras. Poder hablar con la programadora de 'L'Escorxador' y que nos compren a un precio razonable el ciclo. A ver si somos capaces, está la cosa muy mala con la crisis pero... Besotes

ROSALIANM dijo...

Hola Paula, sería fantastico y vivo en la calle que cruza L'Escorxador.
Sí, la crisis, cierto.
Un abrazo y gracias por intentarlo.