THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

viernes, 18 de junio de 2010

El mundial, la roja y otros avatares circundantes


Ni me gustan las banderas, ni me gustan los himnos. Apelan a un instinto primitivo que une al grupo de una manera que a veces me resulta obscena. Existen otras maneras de sentirse parte de algo sin por ello pretender ser mejor que otros. Sin embargo, no podemos huir de aquello que nos enseñaron de pequeñitos porque no sólo lo hicieron con la razón, lo hicieron con la emoción, que es aquella cosa que se dispara en cuanto reconoce algo que un día fue importante para la persona en cuestión. Es una putada pero es así. Así que de esas enseñanzas emocionales me queda un cierto sentido futbolero como representación de lo que un día fue un país y hoy se parece más a un estado de estados y una noción de Dios totalmente emocional, ya que con la razón me resulta difícil concebirlo. De ahí que si veo a la selección española jugar a fútbol en el Mundial o en la Eurocopa suela sentir los colores de la roja. Me alegra que gane y me gusta menos que pierda aunque nunca pasemos de los cuartos en los mundiales y en el fondo sólo sean cinco minutos de duelo.
Este año pensábamos que iba a ser diferente. Claro, en los últimos cuatro años sólo habíamos perdido un partido y contra EEUU, que dices, no hacen fútbol, hacen hamburguesas que ruedan, pero son la primera potencia en todo lo demás, no pasa nada perder contra Obama. Pero ahora ya toca más las narices perder contra los suizos, que jamás pasaron de los relojes y las cimas de las montañas nevadas. Eso sí, Suiza es un ejemplo que debiera considerar profundamente España dadas las similitudes lingüísticas. Un país que nunca destaca en nada aparte de sus bancos como paraísos fiscales y su neutralidad en todo, en todo excepto cuando le tocan los minaretes porque ahora por fin han dicho algo, no a los minaretes en el paisaje de sus pueblos y sus ciudades. Y no al matrimonio con extranjeros. Ellos son como nosotros, los gallegos, no hablan pero cuando deciden hacerlo lo hacen contundente, no se andan con chiquitas. Un país que acogió uno de los genios de la literatura contemporánea, Borges, por algo sería que al argentino le gustaba tanto Suiza. Así que perder contra Suiza, oyes, tampoco es tan chungo, al fin y al cabo nos llevamos su Eurocopa y algún precio teníamos que pagar. Ahora bien, como sigamos pagando precios, la deuda histórica contraída con Honduras y con Chile, exhijos adoptivos del antiguo imperio español, nos volvemos a casa en menos de lo que canta un gallo y dejamos a Sudáfrica con su invierno y sus fríos, que también dices, coño, pero no es el continente africano, por qué demonios tiene que hacer frío, chicos.
A mí me ha dado por pensar que hay cierto paralelismo con la selección de basquet que en el último europeo también empezó perdiendo y generando dudas y luego prácticamente hizo un paseo triunfal. No digo yo que el equipo de fútbol tenga el nivel del equipo de baloncesto, pero por ahí andan. Nos falta Messi, pero tenemos a Villa que, sin ser para nada igual, de estar más inspirado mete dos por partido con su olfato asesino de gol. Habrá que esperar. Aunque yo casi prefiero hacer como con este partido contra Suiza, no verlo y ya tener el resultado cuando acabe, es más fácil pasar el incordio. Y eso sí, luego ver el partido de octavos y el de cuartos y luego seguir yendo con Uruguay que creo que puede hacer un buen papel. Me caen bien los uruguayos, son como argentinos pero en humilde. Un país chiquito que tiene grandes escritores y, además, yo tengo un buen amigo por aquellas latitudes y aunque no le digo nada nunca, de tanto en tanto me acuerdo de él y de sus sueños que eran tan grandes que por eso sigue pobre. Y cuidado, la historia dice que Uruguay ganó a Brasil en la final de 1950 en un Maracaná a reventar, el estadio con más aforo del mundo; sí, ese país chiquito y con mucho empuje le ganó a todo un Brasil en su casa, es hora de que vuelvan a hacer algo grande, digo yo. Ah, y si no, México cabrones que también me gusta, ayer le ganó a Francia, ¡Francia! Que se hunde literalmente con un juego pobre, impotente y exento de magia. Como Henry. Pero no quisiera acabar esta crónica de la nada hablando de gente desmagicada, mejor les digo que la primavera llegó y secó la ropa y le dio luz a la terraza que con las plantitas que tengo, todas verdes, se ve divina. Les invitaría, pero están tan lejos que mejor les mando un saludo clorofílico.

8 comentarios:

La Maga dijo...

MESSIento bien.

Soy argentina y disfruto de un fútbol de lujo, lleno de fantasía y belleza. Tenemos a Messi y a Maradona y a un equipo de una ofensiva tremenda: Higuaín, el Kun Aguero, Tévez, Milito y Palermo. Comandados todos por el gran Mago: Messi, la figura del mundial.

Creo que España clasificará. Así lo espero y hará un excelente mundial. A no desesperar.

Un gran abrazo.

Paula Mocinho dijo...

Maga, la verdad es que tenés un equipaso tremendo, si no ganáis ahí estaréis, no?
Besos des de Barcelona!

ROSALIANM dijo...

Estás muy futbolera Paula. Yo, personalmente, sufrí la fiebre del fútbol cuando mi padre vivía y era un calvario. Ahora que el pobre ha fallecido hace ya 5 añitos paso del tema. Me sentó mal que perdieran, por eso de que una es Made in Spain y encima contra Suiza, que mi jefa en el ayuntamiento es de allí y siempre presume de todo.
Un beso Paula y a ver que pasa.

NORMA SANTOS dijo...

Oe, oe, oe, oeeee....vaya cagada española, como siempre Paula. Me chifla el fútbol y tu entrada me va al pelo...je,je...no hay nada perdido, aún, si soltamos la fanfarronería de que somos los favoritos haremos algo...lo de Messi...mmmmm...soy madridista y el Messi que se quede su casa haciendo el tonto que el equipo español tiene gente muy buena y no necesitamos "messis" teniendo casillas y demás astros. Es mi opinión Paula.
Un saludo, espero impaciente el relato "festivo"...je,je

Anónimo dijo...

És curiós. A mi m'és absolutament indiferent el que faci la selecció espanyola. Preferiria que n'hi hagués una de catalana. De totes formes no m'hi faig mala sang. Si Espanya guanya estic content pel Xavi, el Puyol, el Cesc, el Valdés... i per molts bons amics meus que són i es consideren espanyols i sobretot se'n senten.
El que no puc suportar és la onada de nacionalime espanyol caspós que es generarà si pel que sigui la Roja guanya el mundial.
Jo no em sento gens identificat amb el "a por ellos", ni amb el Manolo el del Bombo, ni amb tota aquesta penya tan chunga que apareix a Intereconomia,... només quan penso en tot això voldria que la selecció tornés ben ràpid de Sudàfrica.
M'agradi o no els jugadors fan un bon futbol i són bona gent.
En fi. Que guanyi el millor! Afortunadament els meus pensaments i desitjos no interferiran per a res en el que passi.

Paco

Paula Mocinho dijo...

Norma, no podías ser perfecta, tenías que tener algo y ahora ya sé cuál es tu talón de Aquiles, he ahí una merengona, jejeje A ver si la roja en lugar de creerse superman se pone el mono del mecánico y empieza a ser efectiva. En cuanto al relato, no esperes demasiado de la festividad porque no estoy segura de poder cumplir con tus espectativas. Un abrazo, guapa!
Paco, comprenc perfectament la teva opinió. Malgrat això, dir-te que a molta de la gent que ens agrada aquesta selecció que està formada per gent jove gens casposa, no ens agrada Intereconomia i la Cope i fins i tot podem tenir el nostre sentiment nacional confús, però a l'hora d'escollir equip al mundial, primer anem amb la selecció espanyola i quan perd, al menys jo, m'aficciono a una altra, potser amb menys passió però em concentro prou com per veure'm igualment implicada. De totes maneres demà no crec que pugui veure el partit, així doncs sabré el resultat de cop. Salutacions cordials, Paco

Paula Mocinho dijo...

Rosalía, tendrías que ver el futbol acompañada, con gente riéndose y haciendo comentarios cachondos, seguro que así te enganchabas, o con una amiga mía directora de teatro y dramaturga que se ha aficionado últimamente y hace unos comentarios de lo más graciosos, como de la energía con que juegan los jugadores y cosas así.
Besos!

NORMA SANTOS dijo...

Paula...ja,ja,ja...muy buena respuesta...di que sí, que lÍA vea el fútbol conmigo, no que me quedo en el comedor solita y riéndome de mi misma...je,je,...y yo también soy de las que hago comentarios cachondos y la otra me dice que me calle que no la dejo leer...
Un saludo majeta.
(la merengona...ja,ja,ja)