THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

viernes, 20 de agosto de 2010

Cuando los terneros mugen


En mi caminar diario por las carreteras solitarias de estos pueblos de la montaña de Monterrey paso cerca de dos granjas de terneros. Impresiona escucharlos mugir. Es como si supieran que pronto la muerte vendrá a buscarlos y lloraran queriendo vivir. De esas granjas sólo van a salir para ir al matadero. Nos cruzamos con una prima lejana de mi madre que regenta el pequeño bar-tienda del pueblo vecino, de donde era mi bisabuelo y nos dice que nos regala tomates pero justo hemos comprado esta mañana. Le cuenta a mi madre que esos terneros han llegado hace poco a la granja y que lloran porque extrañan la anterior granja. Y yo me pregunto, ¿cómo se puede extrañar un sitio así? Pero no conocen otra cosa. La carne de Galicia es famosa por su calidad y está claro que la gente seguirá comiendo carne de ternera, pollos, conejos, gallinas, cabritos, corderos y todo tipo de carnes pero no dejan de impresionarme los llantos de los terneros invisibles que me acompañan en mi caminar diario.
Llego al cruce y sé que faltan dos kilométros y ya ayer los hice corriendo, hoy quiero emular el día de ayer, probar que no haya sido un pulmón de suerte el que me trajo corriendo hasta la puerta de mi casa. Son de los momentos más felices del día cuando me arranco de la pereza y me echo a correr. El monte queda a los lados. Los toxos, las penedas, los eucaliptos, incluso los juncos que todavía crecen al lado de un pequeño río que hace años que se secó. Recuerdo cuando éramos pequeños que nos poníamos el bañador y nos íbamos a la matanza a bañarnos o la ribeira, en esos tiempos todavía quedaba agua, agua embarrada pero agua al fin y al cabo. De eso hace tanto tiempo que cuando lo pienso creo que era otra persona la que jugaba con otros críos y se tiraba al pequeño charco.
Mientras corro voy pensando en tonterías como los últimos capítulos de 'The L Word' de la segunda temporada que es por donde estoy en estos momentos. El doblaje es nefasto, llaman a Dana Dina y en los primeros de la primera temporada le decían Alice Peters en lugar de Pieszecki, un desastre. No me acostumbro. Supongo que porque la otra vez los vi con subtítulos aunque también debo reconocer que así no me pierdo ni un detalle de los diferentes gestos y caras que ofrecen las actrices. En cuanto a polvos con amor, la palma se la llevan Beth y Tina que se dan algunos besos hasta con lengua. Polvos graciosos Dana y Alice con el dildo y demás inventos, lástima que en la tercera temporada es cuando tiene el cáncer de mama y vuelve con Lara. De hecho creo que la tercera temporada es la peor de todas, joder que Tina se lía con un tipo y si la memoria no me es infiel, Shane planta a Carmen el día de la boda. La cuarta, según recuerdo, tiene mucho humor pese a no recordar nada más allá de la aparición de Marlee Matlin o como se llame la artista la muda que se lía con Beth, recordemos Oscar a la mejor actriz por 'Hijos de un Dios menor', cosa que le da aliciente a la serie. La quinta sin duda es la mejor, con mi escena preferida, la del ascensor entre Beth y Tina. Y la sexta realmente, ahora que lo pienso, es la peorcita de todas. No sabían cómo acabarla y decidieron matar a Jenny. Aún así sé que cuando acabe todos los capítulos me entrará una melancolía difícil de paliar. 'The L Word' es un mundo imposible pero maravilloso.
Los mejores momentos del día: desayunar, escribir después del desayuno, la siesta, los capítulos de 'The L Word', llegar corriendo a la puerta de casa, la ducha, el pelo suelto mojado, la cena y los últimos capítulos de 'The L Word'.
Los peores momentos del día: levantarse de la cama, oír cómo lloran los terneros, esforzarme para ser social cuando me cruzo con gente que apenas conozco en la calle, la misa si fuera por eso no voy, tener ganas de bajar a la villa grande para conectarme y no tener con quien, acostarme.
Ahora falta decidir cuándo regreso a la gran urbe, mi Barcelona querida.

4 comentarios:

EMMA. dijo...

No tengas prisa y sí, el peor momento debe ser levantarse, ya lo estoy imaginando. Llevo ya días de incorporación al trabajo tras las vacaciones y no tengas prisa por volver a la urbe que Barcelona no se mueve del sitio.
Muack.
Emma.

ROSALIA dijo...

Leyendo tu entrada me preguntaba; ¿Son iguales las vacas gallegas que las catalanas? Lo digo porque las del pirineo leridano son muy sociables. Ya vuelves pronto y respecto a las series que estás viendo, ¿No te da rabia que de pronto Tina se líe con un tipo? ¡No se vuelve atrás!
Besos wapa.
Te añoro.

NORMA dijo...

¡Vuelve a Barcelona sister! Desde que te has ido todo se desmadra, Sakira sin casco en la moto, bañandose sin permiso en las fuentes...y el teleférico de Capdella, donde está el estanque se Sant Gento estropeado...vuelve y deja que vacas rujan...huy, más que vacas son leonas...ja,ja,ja...hay que calor...
Un besazo maja.

Paula Mocinho dijo...

Emma, mi pueblo es muy pueblo tanto que llega un momento que una urbanita como yo necesita movimiento. De todos modos están siendo unas muy buenas vacaciones. Lástima que me esté poniendo las botas con la comida. You know, Galicia, todo es a lo grande. No tengo prisa pero ya toca. Hay un trabajo que lo quiero hacer en Barcelona porque necesito mi casa. Besote!
En mi pueblo casi todo el mundo que vive allí está jubilado y ya nadie cuida de vacas. Las vacas aquí cuando yo era pequeña eran como castañas, no pintas, aunque una vez mi tío compró una pinta. Siempre le tuve miedo a los cuernos y en general las vacas no se metían con nadie aunque alguna vez sí que embestían. ¡Tina! Creo que el personaje necesitaba volver a probar con un hombre para darse cuenta de que le gusta más la relación con una mujer. Ya voy por el capítulo en el que Bette en la discoteca no puede contenerse la coge por el brazo y se besan, es una escena muy bonita aunque da un poco de pena por Jodie. Es curioso cuando ves las cosas por segunda o tercera vez cómo te cambia la perspectiva. A mí me encanta esa pareja, creo que gran parte de la serie se sostiene por su tensión sexual, de hecho la quinta temporada considero que es la mejor y es precisamente porque ellas están volviendo, con la escena del ascensor que es estupenda. Yo también os echo de menos, guapa! Besotes!
Norma! Prontito vuelvo. A finales de semana ya estaré por Barcelona si el viaje va bien que espero que sí. Si es que soy imprescindible, jejeje. Yo también os echo de menos, chicas. Un besazo!