THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

jueves, 9 de septiembre de 2010

Elecciones catalanas y el lejano Oeste


Puede que las elecciones catalanas coincidan con el partido Barça-Madrid, pero ignoro cómo eso puede influir en la abstención de la población a la hora de acercarse a los colegios electorales. Siempre se especula cuál es el mejor día para que la participación aumente, que si mejor que no haga demasiado buen tiempo para que la gente no se vaya a la montaña o a la playa si es primavera o verano, que si mejor que sea fin de semana -cosa que sucede ya desde hace tiempo para no perder horas del trabajo, qué guasa cuando nuestro paro llega casi al 22% de la población activa-, que si esto, que si lo otro. El President Montilla cuando ha anunciado el día también se ha puesto un poco melodramático diciendo eso de que serán unas elecciones que marcarán el ciclo de los próximos 20 años, insinuando que el partido que entre en el gobierno -más que probablemente CiU- puede tener una deriva sobiranista soterrada que una vez en el poder saque a relucir, tipo plan Ibarretxe, quedando entonces el Estatut sesgado del Tribunal Supremo, más cojo que un mentiroso, obsoleto, olvidando así el sueño de una España federal. Está difícil el sueño de una España federal, de hecho está tan difícil que ICV ya insinúa que se apunta el carro del secesionismo en vista de que esta federalidad comienza a ser una quimera. Pero el PSC no habla claro, no puede, tiene su vena catalanista, su vena nacionalista dentro del partido, con Castells, Geli, Maragall y Tura a la cabeza. Recordemos las declaraciones rotundas de la actual Consellera de Justícia en 'Els matins' de Josep Cuní, 'Zapatero me ha decepcionado, pero claro, antes que la derecha...'. Zapatero como mal menor pero no porque convenza. Y es que a estas alturas el presidente del gobierno ha perdido ya tanta credibilidad que por muchos presupuestos ajustados de sacrificio colectivo y por muchas reformas laborales que efectúe no hay dios que levante ese muerto. Es más, la huelga general va en el camino de denunciar esa reforma laboral que dota a los tribunales de un poder cuestionable para decidir si las empresas son o no solventes para pagar los despidos a los trabajadores y, de forma más o menos encubierta, se trata de abaratar el despido para que haya mayor movilidad en el mercado de trabajo. Todo esto se debatía anoche en el interesante programa '59 segundos' presentado por María Casado. Es más, dicen los sindicatos el que 22% de paro lo vamos a padecer durante varios años. Vamos apañados.
Pero volviendo a las elecciones catalanas, parece necesario que el PSC se decante por marcar un perfil mucho más estatutario teniendo en cuenta que su voto es del cinturón, si bien es verdad que en las capitales de provincia también obtiene un voto más catalanista. No lo tiene fácil el president Montilla. Las encuestas le pronostican una caída libre de los 37 actuales a 30, 31 o como mucho 32 diputados. Pero luego está el regreso de Corbacho, el ministro del paro, así lo llama la oposición, que no se sabe por qué regresa, si para realmente recavar más votos de las ciudades dormitorios donde él solía arrasar como alcalde o porque Zapatero necesita con urgencia un ministro que no arrastre los peores resultados laborales de toda la historia de la democracia. Y es que Zapatero tiene estas cosas, cuando levanta el dedo mueve ficha, como la pobre Trinidad Jiménez que se ha visto en un embolao sin comerlo ni beberlo -sólo hay que verle la cara cuando hace campaña, no se lo cree ni ella- en unas primarias del PSM contra el candidato Tomás Gómez que le dijo al presidente de su partido, ni hablar, yo no me retiro, yo me presento. Y con esta lucha interna que, por otra parte hay que reconocer que es tremendamente democrática, Tomas Gómez está teniendo una plataforma mediática que ni en sus mejores sueños había imaginado. Las que sí que me parecen muy, pero que muy desafortunadas, por no decir otra cosa, son las declaraciones de Ramon Tremosa, el número 1 de CiU en la Eurocámara, comparando al President Montilla con un franquista. Artur Mas abogaba por una campaña limpia, tal y como pedía el president, pero parece que le ha salido un enano saltarín en Europa. Lamentable. Estas son el tipo de cosas que fomentan el desaliento y el cansancio en la ciudadanía.
Pensemos en el día después de las catalanas. Habiendo ganado el Barça, la abstención y el voto en blanco que se presenta como el gran enemigo de los partidos de los que nadie se fía ya, la gente al menos estará contenta, siempre es de agradecer que el Barça gane al Madrid. Eso favorecerá sin duda a Artur Mas que al fin podrá ser president de la Generalitat y enviar a toda su gente a los puestos de poder. Pero no tendrá diputados suficientes, ¿con quién pactará? ¿Carretero? Joan Carretero ya ha dicho que él no pactará con nadie que no esté dispuesto a anunciar la autodeterminación del pueblo catalán como primera medida de gobierno. ¿Joan Laporta saldrá elegido con su Solidaritat Catalana? Las encuestas no le baticinan buenos resultados. Ciutadans, olvidémoslo, ellos tienen vocación de eterna oposición. Pues no le va a quedar otra que pactar con el PP aunque sea una triste abstención. ERC pierde el norte y baja unos cuantos diputados y sin la aritmética de ERC el tripartit está muerto. ¿Y si pierde el Barça dios no lo quiera? La ciudadanía se va a sentir absolutamente decepcionada y Mas no empezará con buen pie. Encima la sombra del caso Millet y demás corruptelas que vinculan a su partido con el mal rollo serán aprovechadas con la que ya se verá como oposición en los próximos cuatro años. Habrá que ver si el expresident Montilla decide liderar el PSC o pasarse a la empresa privada o emigrar a Haití como cooperante de una ONG. Ojo, también está la opción de la sociovergència, sin embargo, ¿quién ve a José Montilla de conseller de Medi Ambient i Habitatge?
Siempre he hecho un voto válido, pero ante la catástrofe en que se está convirtiendo la política activa y oficial de este país, estoy considerando muy seriamente en decantarme por el voto en blanco. Nunca antes había estado tan decepcionada, yo era de las que creía en la política como el mejor medio para transformar la sociedad. Aunque pensando bien, que es como me gusta pensar a mí, diré que los políticos son seres impotentes que no tienen herramientas suficientes para hacer que esos cambios lleguen a la ciudadanía y actúen como revulsivo de una ilusión y un cambio tan lejanos como el lejano Oeste.

6 comentarios:

Una mujer y mil imágenes, Arlette dijo...

Las cosas estan complicadas, de hecho las has explicado muy bien.

Tenemos una época continuada de elecciones, ahora, las autonomicas, después vienen ahora no sé si las municipales o las generales, pero en 9 meses la cosa estará cambiada seguro.

Voy por las autónomicas, mira Montilla me cae bien y mejor me cae cuando lo veo en Polonia ( serie TV3), pero va a ganar Mas. Montilla es un sin sabor...no es que Mas, de mucho más..

Las Generales, me da una pena Zapatero, pero creo que no lo ha hecho bien, pero Rajoy no, como que no, y en este àmbito, voto al Partido Antitaurino, que almenos doy alegria a alguien.

Las municipales, sí PSC, porque, aquí lo estan haciendo muy bien.
Porque voto a la persona y no al grupo.

Lo de Tramosa, hoy lo escuchaba por la radio, una verguenza.

Paula Mocinho dijo...

Sinceramente Arlette, estoy francamente decepcionada de la política. Tampoco estoy segura de que los movimientos sociales hagan avanzar mucho más la sociedad pero estoy por buscar alternativas aunque de momento no las divise. Hay que volver a ser absolutamente moderno, como decía el rebelde de Rimbaud.
Un besote, guapa!

ROSALIA dijo...

Cuando crees que todo está claro salen nubes en el horizonte político. Montilla no, por favor. ZP que se dedique al circo y si se desea que la gente salga a votar que pongan las elecciones en día laboral, ya verás como todos se ausenta las horas permitidas por la ley para votar. Y discrepo con algo, creo que por primera vez contigo Paula, pero mis venas revientan si no te digo que el Barça lo único que va a ganar es el cromo de la chocolatina. Espero que esto no rompa nuestra bonita amistad bloguera.
Besos.

Paula Mocinho dijo...

jajajaja, Rosalía... No te preocupes que nuestra amistad bloguera: está a prueba de discrepancia, de hecho me gusta más el color que el blanco y negro! Un besote, guapa! P/D. Lo siento por ti pero te espera otro año de un gran Barça, jejeje, un recital es lo que le vamos a dar el Madrid de Mou

NORMA dijo...

Acepto todo lo que dices en tu post con esa alegría, esa simpatía, esa diplomacia, ironía y sensualidad (sospecho que escribes tus Post en ropa interior)y sí, el embrollo de Madrid y Trinidad es muy feo pero mis besos, Paula, tienen sabor a merengues...ja,ja,ja...

Paula Mocinho dijo...

Norma, me consta que eres merengo, y siento que uno de los mejores madrid de los últimos tiempos se haya topado con el mejor barça de todos los tiempos. A veces ya es mala suerte, qué le vamos a hacer. Me encanta que me imagines escribiendo en ropa interior pero eso es algo que me reservo para mí, jejejeje. Un besote!