THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

sábado, 4 de septiembre de 2010

Empezar el diario por la última página


Hay muchas maneras de abordar un diario. Suelo empezar por la contraportada y restar páginas hasta llegar a los temas de portada. No leo todos los artículos pero suelo detenerme en muchos más cuando lo hago sobre el papel que cuando lo hago en el ordenador, que me obliga a ir de portada hacia adelante. En el ordenador me limito a los titulares y poco más. Soy mujer de papel. Este ha sido mi recorrido de hoy. He encontrado cosas curiosas.
Muere la hija de Scarlett O'Hara y Red Butler, la niña Bonnie Blue que se cae con su poni mientras salta un seto y fallece causando la definitiva ruptura de sus progenitores ficticios. Se llamaba Cammie King y apenas hizo ese papel en el cine y le puso la voz a la novia de Bambie, Faline, en una peli de Disney. Sigue la Mostra de Venezia presentando films que ocuparán nuestras carteleras próximamente. La siempre interesante Sofia Coppola ha dirigido 'Somewhere' con Steven Dorf, un actor que estaba bastante olvidado y que prácticamente resucita en esta cinta. Habla de los excesos y presiones a las que se ven sometidas las estrellas de Hollywood. Siendo mala me pregunto, ¿a quién demonios les interesa el sufrimiento de gentes que lo tienen todo para ser felices? Como el otro día que una amiga decía a propósito de 'Tres días en familia' de Mar Coll, ¿y a quién coño le interesan las tribulaciones de una pija de la alta burguesía catalana? Pero por esa regla de tres tampoco nos gustarían las pelis de Woody Allen, claro que es la clase intelectual, pero no dejan de ser las preocupaciones de un snob neurótico y a mí, por regla general, me suelen entretener muchísimo. Algunas son sublimes. Sin ir más lejos, su última comedia, 'Si la cosa funciona' fue un desternille.
A todo esto la clase teatral va presentando sus temporadas, si el otro día lo hacía la Villarroel, ahora le ha tocado al Teatre Lliure con un Àlex Rigola diciendo adiós a su última temporada como director de una de las instituciones teatrales más emblemáticas de Barcelona. Dará paso a Lluís Pasqual, cosa que se agradece. Por cierto que Pasqual dirigirá 'Celebració', del Nobel Harold Pinter y Rigola, a modo de despedida, cerrará la programación con 'The End', la historia de un narco que odia el teato. Será su primer texto dramático, veamos qué tal.
Me llama la atención que el Presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CBMV) esté hospitalizado por una afección cardiovascular. Los ricos siguen sufriendo. Me pregunto cuantos parados del 20% de la población activa que circulan por las oficinas de ocupación se habrán dado a la bebida, al escapismo, a las depresiones, a la tristeza, incluso cuántos estarán a punto de ir a parar a la calle por no poder hacer frente a todos esos pagos que en tiempos de vacas gordas contrataron con indisimulada alegría. Si el tipo que preside la Comisión Nacional del Mercado de Valores no puede más, cómo estaremos los que aún no pudiendo más nos atrevemos a soñar con una época renovadora en la que los puestos de trabajo vuelvan a ofrecerse con normalidad y no haya tanto recorte presupuestario ni en la empresa pública ni en la privada.
En lo que a política internacional se refiere, el gobierno sigue aplicando el 'diálogo duro' con Cuba y su mandatario Raúl Castro. Leire Pajín, Secretaria de Organización del PSOE y Elena Valenciano, responsable de Política Internacional del partido, se entrevistaron con el hermano de Fidel para ver cómo se pueden liberar los últimos presos políticos de la isla. Zapatero el otro día reivindicaba la acción del recio diálogo frente a la nulidad de resultados del bloqueo internacional. Pregunta: ¿hay que negociar con dictadores? ¿Con regímenes totalitarios? ¿Es Cuba diferente porque se trata de una dictadura de izquierdas? Mientras, el compañero Fidel reaparecía ante 10.000 estudiantes y advertía de la terrible amenaza nuclear, abogando por la paz. Aguantó como un campeón los 45 minutos que duró su discurso.
No voy a opinar de la incorporación del ministro Corbacho a la campaña del PSC para las autonómicas del próximo Noviembre. ¿Zapatero quería librarse de su gestión teniendo en cuenta que, como dice toda la oposición, es el ministro del paro, encolomándoselo a Montilla? Ahí lo dejo.
Y llego al feudo literario de los sábados. 'Babelia' me espera. Y viene nutrida esta semana, con novedades interesantes. Paso por alto el largo artículo dedicado a Ricardo Piglia, autor argentino de 'Plata quemada' que hacía más de trece años que no publicaba ninguna novela. Algo tengo de él en casa y lo intenté leer hace tiempo, recuerdo que me desinteresó su modo de narrar. Demasiado vanguardista para mi gusto. Creo que la maleza de la técnica no me dejaba ver la esencia de la historia. A mí me gustan los narradores clásicos, tipo Mario Vargas Llosa que aunque siempre explora la manera de presentar el relato nunca olvida la fuerza de la historia que está contando. La que también ha sacado nueva novela es la estupenda escritora madrileña Almudenas Grandes, otra que explora siempre maneras nuevas y perspectivas interesantes en sus libros pero que nunca, bajo ningún concepto, se olvida de lo que está contando. El título es 'Inés y la alegría' y en su ambiciosa manera de entender la novela, casi decimonónicamente, estilo galdosiano y sus 'Episodios Nacionales', ha concebido esta novela como la primera de una entrega de cinco. Si bien no he leído toda su obra, puedo decir con tranquilidad que se trata de una de las mejores narradoras que tiene el panorama hispanoamericano de las letras. Como decía Roberto Artl, no me hace falta leerlo todo para saber de su calidad. Recuerdo perfectamente novelas como 'Las edades de Lulú', premio Sonrisa Vertical, y sobre todo, la maestría depositada en 'Malena es un nombre de tango', una novela soberbia.
Y acabo con un artículo maravilloso de Hanif Kureishi sobre el proceso de creación del escritor, sus dudas, sus sombras, su disciplina y, al fin y al cabo, su sempiterna soledad. 'Lo que uno roba se convierte en suyo cuando lo modifica de forma creativa'. ¿Cuántas veces hemos plagiado ideas y las hemos transformado tanto que han distado océanos y mares del original de modo que se han convertido en nuestras? De algún modo 'copiar tergiversando' es otra manera de crear, de avanzar en la creación. Me encanta también ese párrafo en el que Kureishi alude a la etapa de escritura reflexiva, donde el escritor se pasa horas muertas en el sofá o sale a pasear y camina y camina mientras interiormente va escribiendo la obra que tiene entre manos, porque no sólo escribimos sobre el papel sino que escribir es una forma de respirar la vida: 'El escritor debe acostumbrarse a ser culpable de una indolencia fecunda'. Y esa puntilla final que alude a la neurosis del escritor como fuente inquebrantable de imaginación y creatividad. 'La verdad es que los más sanos no suelen ser los más creativos'. Con la cita final del maestro Proust: 'Todo lo bueno que hay en el mundo procede de los neuróticos. Disfrutamos de mil manjares intelectuales, pero no tenemos ni idea del precio que han pagado sus creadores, en noches de insomnio, lágrimas, risa pasmódica, erupciones, asma, epilepsia y el miedo a la muerte, que es peor que todo lo demás'.

10 comentarios:

EMMA. dijo...

Me he fijado que en temas literarios te mueves mucho por la contemporánea, ¿no te gusta la novela negra o la policíaca? A mí me chifla y la combino con clásicos y contemporáneos. Los diarios los leo por mi trabajo, soy columnista y periodista en un diario local, y ya es una costumbre leerlo de pe a pa.
Por fin el mundo comienza a girar; la vuelta del cole, la cultura, espacios y exposiciones, la nueva programación del Teatre de L'excorchador...por fin, no sé porque para todo en verano.
Muack.
Emma.

Paula Mocinho dijo...

Hola Emma, policíaca o novela negra he leído pero no me apasiona, prefiero ese género en película, ahí sí que me encanta. Debo ser vaga para leerlo, no sé. En cambio la literatura contemporánea conecta con mi manera de ver las cosas. Sí, todo vuelve a comenzar y está bien que así sea, ponerse en marcha, dejar atrás el sosiego de las vacaciones, que todo tire adelante a ver si así la crisis también se aleja y se crean más puestos de trabajo, a ver... Besos!

ROSALIA dijo...

Me pasa como ati, comienzo por la páginas finales pero para ver las páginas de cultura y luego voy hacia las primeras, donde la realidad te golpea.
Besos wapa.

Paula Mocinho dijo...

Rosalía, alguna vez comienzo por las páginas iniciales pero todo sabe diferente cuando lo hago. Besote!

MARTA. dijo...

Sí, imaginamos a los escritores encerrados en sus habitáculos y con pinta de serios cuando la novela se puede estar desarrollando en su mente mientras va al super, hace la colada o da un paseo. Los diarios los uso para envolver cosas, son demasiado fatalistas.
Saludos Paula.

Paula Mocinho dijo...

Es cierto, Marta, la gente que escribe lo vamos haciendo en las situaciones más cotidianas, no sólo cuando nos ponemos sobre la página en blanco, que también. Haces bien en utilizar el diario para envolver cosas, al fin y al cabo no son más que papel mojado, caduca al día siguiente. Saluditos, guapa

Guinda dijo...

Al hilo de la primera noticia que comentas, vaya sorpresa, yo llevaba toda la vida pensando que la nenita de "Lo que le viento se llevo'" era Elizabeth Taylor...
Un saludo.

Paula Mocinho dijo...

Pues no, Guinda, es esa mujer de la que el sábado salía el obituario. Aunque de niña Elisabeth Taylor hizo algunas películas pero con protagonismo hablado, si mal no recuerdo. Saludos cordiales y gracias por comentar.

Una mujer y mil imágenes, Arlette dijo...

Yo soy más de escuchar la radio cuando voy al trabajo y las noticias a las 21h!

Algunos domingos compró El Pais y empiezo por el final, me paro en los deportes,que me gustan todos, luego paso al suplemento y la politica internacional muy por encima

Un beso

Paula Mocinho dijo...

Una mujer... La verdad es que una vez que me pongo a leer me interesa casi todo excepto algunas firmas de opinión, porque en opinión casi prefiero 'La Vanguardia' a 'El País'. Soy menos de radio pero tuve mi época, una época intensa
Saludos afectuosos, guapa!