THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

viernes, 19 de noviembre de 2010

Ni de Eva ni de Adán


Amélie Nothomb es una autora belga enamorada de Japón por vínculos biográficos que escribe, según sus propias palabras, unas cuatro novelas al año pero sólo publica una. Por lo que he podido leer, tanto en sus novelas de corte autobiográfico -son las que más me gustan y las disfruto como un catador de vinos que encuentra una joya- como en las entrevistas que ha concedido cuando estaba de promoción, es una escritora peculiar, con mundo muy particular y con una voz propia que la hace muy atractiva. 'Metafísica de los tubos', 'Biografía del hambre' o 'Estupor y temblores' son algunas de las novelas que me han deleitado. De hecho, siempre que puedo recomiendo a esta autora.
Estos días he estado leyendo 'Ni de Eva ni de Adán'. Sin ser una obra que haya sobresalido por encima de las otras, lleva su sello personal: fina ironía, distanciamiento de sí misma y vida privada que tiene la habilidad de parecer íntima. Y también y de nuevo, Japón y los japoneses. En este caso su relación sentimental con Rinri, el chico al que empieza impartiéndole clases de francés y con el que acaba enrollada. No es éste un amor al estilo 'Cumbres borrascosas', me parece que Nothoomb nunca se permitiría un dramatismo o un sentimentalismo desaforado, ni siquiera mínimamente intuido. Una de las cosas estupendas de esta obra es que llegados al punto en el que la protagonista y autora comienza a trabajar en la multinacional donde se desarrolla la genial novela 'Estupor y temblores' conectamos directamente con la otra historia que se desarrolla de forma paralela y tenemos la información al completo.
De narrativa aparentemente sencilla, muy directa y hasta cierto punto desnuda, 'Ni de Eva ni de Adán' tiene la habilidad de explicar una historia de amor que ya desde un inicio sabemos que no durará pero que aún así mantiene todo el interés intacto hasta que llegamos a la última página y cerramos un capítulo más de la vida ficcionada de Nothomb. No tuvo por qué ocurrir así pero a sus lectores y lectoras nos gusta que así sea sobre el papel. Amélie Nothomb lo sabe y cumple con las expectativas, nunca defrauda.

4 comentarios:

Lena de mar dijo...

Me encantó ese libro y el de "estupor y temblores" también!! Amélie es una rompedora transgresora de fondo y de formas!!

Por cierto, has leído "ácido sulfúrico"??

Abracitos

Paula Mocinho dijo...

Nothomb es estupenda, Lena! Ese no, pero me lo apunto para próximas lecturas. Un besote!

Anónimo dijo...

metafisica, guapa.. metafisica de los tubos !

Paula Mocinho dijo...

JaJaja! Y me he quedao tan ancha... Esta imagina-dislexia mía que siempre hace de las suyas... Gracias, ahora lo corrijo