THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

miércoles, 30 de enero de 2008

Integrista


Estoy casi segura. Llevo una integrista dentro. Una mujer pequeñita que en un rincón de este cuerpo un tanto ancho, un tanto largo, posee una metralleta a punto de disparar. Luego está la otra, la que se expresa con mesura. La que comprende con paciencia. La que intenta ser políticamente correcta. La que se empeña en lo justo. La que siempre intenta. Pero cada día que pasa la de la metralleta se subleva con mayor energía y pide paso bajo el clásico himno de ‘Terminator’: ‘Sarah Connor, pum pum’. Cuanto más lo pienso, más grande se hace Sarah Connor en mi interior.
Un chico viola a una chica mientras otro lo graba en una cámara de video. Tengo que tirarle de los pelos a Sarah para que no se salga de la jaula. Algo que va más allá de la perversión se me escapa. Y vuelve a mí la secuencia de ‘En el valle de Elah’ en la que el hijo muerto, despedazado y quemado todavía está vivo y es ya un monstruo y tras atropellar al niño iraquí que pretendía barrarles el paso, hace la foto que obsesionará durante toda la película al padre. Algo huele a podrido en nuestras vísceras, en nuestra moral. Algo que provoca a mi integrista. No es la guerra la que esculpe a los monstruos, los monstruos ya están aquí. El infierno son los otros, pero qué cerca estamos los unos de los otros.
Muéstrame tus fotos y te diré el horror que vive en ti.
L’aurore de notres yeux s’endort pour no voir le épouvante de le hydre. Je ne veux pas être un zombie de son miroir.

4 comentarios:

Stella Blue dijo...

¡Qué razón tienes! Yo el otro día dije una barbaridad sobre echar una bomba nuclear en un sitio... Luego me arrepentí, claro. Nadie merece un Hiroshima. Pero una buena castración, no veo porqué no.

Anónimo dijo...

En Espa�a existe la rehabilitaci�n conocida como SAC, control de la agresi�n sexual. Si no funciona lo mejor es prolongar la encarcelaci�n del agresor y si es necesario, que permanezca hasta el d�a de su muerte, pero no creo que la pena de muerte o la castraci�n sea lo mejor opci�n.

Terminator II, gran pel�cula!!!!


Atiko

Imaginari dijo...

desde que el planeta tierra se ha convertido en planeta Bush, la cosa no nada fina, ultimamente tengo ganas de soltar al monstruo que vive en mí, para que se desahogue cortando las cabezas de algunos que no se merecen repirar el mismo aire que las personas civilizadas.

Paula dijo...

querida stella, afortunadamente no somos políticos y podemos permitirnos sentimientos enrabietados aunque sepamos de antemano que nosotras mismas estamos en contra de ellos
ático, tampoco creo que la castración o la pena de muerte vayan a solucionar nada, en realidad yo hablaba de lo fácil que es que se generen conflictos bélicos entre las personas y los pueblos. además, insisto, que estoy casi segura que una sarah connor vive dentro de mí, pero no me domina
imaginari, tenemos la palabra como herramienta de desahogo, las barbaridades anidan en las conciencias de otros.