THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

jueves, 3 de enero de 2008

Toallas absorbiendo lluvia


En estos días me he dado cuenta de que no sé vivir sin información. La soledad es un domingo por la mañana sin un diario que echarte a la boca, ironizo. Mi bolso es un nido de artículos pendientes de diferentes diarios que voy acumulando hasta que finalmente los leo.
¿Com és un a persona neuròtica? Le pregunta la periodista Àngels Gallardo en la contra de ‘El Periódico’ a Malka González Bayo, psicoanalista junguiana. És algú a qui se li fa intolerable un patiment que sorgeix de la lluita entre el que és conscient i el que és inconscient… Però tots tenim una forma o una altra de neurosi en algun moment. Cuando camino por la calle suelo mirar al suelo mientras pienso y siempre que encuentro agujeros tengo la irremediable obligación interna de irlos tapando con mis pasos, no puedo soportar verlos a la intemperie. Una neurosis como otra cualquiera.
El procés de desenvolupament de l’individu només es completa si som capaços, prosigue en otra respuesta, de passar per etapes que impliquen patiment, que ens enfronten amb les nostres neurosis. Tota neurosi té una raó de ser. És una oportunitat.
Mientras desayunamos, Stella observa que me he hecho las cejas. Las llevas desiguales, esa es más larga que la otra. Todos tenemos dos caras, pienso ahora, habrá que darle forma a nuestros dos perfiles.
El martes vi la retransmisión de un concierto de Albert Pla en la Sala Gran del Lliure que admiré con entusiasmo. Un espectáculo con una energía que traspasaba la pequeña pantalla. Me entraron unas ganas locas de subirme a un escenario y cantar mis canciones. Cantar es bueno para el alma. El alma no puede vivir sin música.
Afuera llueve. Las toallas en los tendederos absorben las gotas de lluvia. Llevaba el paraguas en el bolso, por si acaso.

2 comentarios:

Jordi dijo...

¿Cómo va a llover si llevas paraguas?

Paula dijo...

el caso es que llovía un poco, pero el trayecto entre los dos puntos era tan corto que decidí no sacar el paraguas... ya luego a la tarde no me quedó más remedio... insisto, no me gusta mojarme, y menos si hace frío... recuerdos!!