THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

miércoles, 25 de junio de 2008

Orden, desconcierto y recuerdos


Siempre que se ordena, es curioso, saltan recuerdos como liebres en el erial. Con el permiso de Carmen Martín Gaite lo digo. ¿Los papeles procrean? ¿Por qué es tan difícil tirar cosas escritas en otros tiempos? O, simplemente, ¿por qué es tan difícil tirar cosas escritas? A mí me cuesta hasta eliminar correos electrónicos que han caducado. Y ahí siguen, ocupando memoria. Menos mal que la memoria del ciberespacio no es como la memoria física de mi habitación. Tal vez sea más peligrosa la primera que la segunda. Porque al final la segunda, lo quieras o no, te obliga a deshacerte de viejas palabras, por mera supervivencia.
He encontrado hasta una impresión de pensapoamientos, canciones y raps sueltos que tenía y que desaparecieron con una de esas pérdidas de ram que ocurren en la vida moderna. Y no es que sea bueno lo escrito, es que está escrito. Aunque he aprendido. Ahora ya rompo y tiro las copias de lo que guardo, antes ni eso. Pensaba, por si acaso. Y el por si acaso se acumulaba peligrosamente asediándome hasta en mis mejores sueños. Y por soñar sueño con una casa más grande donde mi descanso no esté mezclado con mi trabajo. Eso sería un lujo muy sano.
Debe ser que lo escrito en otras épocas nos devuelve una imagen de lo que fuimos y esa visión casi apocalíptica –nunca seremos como fuimos, afortunadamente- que nos enfrenta a nosotras mismas a veces nos conmueve.

3 comentarios:

María dijo...

Los "por si acaso" nos atan demasiado... Yo soy de las que hago limpieza en junio... pero mis canciones en papel también las guardo, con sus miles de notitas y dibujos guarreando las hojas... Eso también soy yo y no quiero olvidarlo.

Paula Mocinho dijo...

¿sabes qué pasa, maria? que entre las pepitas de oro se cuela mucha paja que a veces no sabemos ver y contra esa paja lucho aunque no acabe de tirarla toda... ¿tienes canciones? ¿eres músic@? por otra parte, los dibujos y los collages los tengo en carpetas y esos, a no ser que sea algo que realmente me desagrada y no le encuentro valor, los guardo todos... saludos!

Pipa P. dijo...

Jeje, yo también tengo ese tipo de síndrome de diógenes del "por si acaso"... pero bueno, tiene su encanto al pasar el tiempo sentarte una tarde y teletransportarte a cuando escribiste esa canción, o cuando estabas tan tan enfadada, o cuando estabas enamorada... ya no eres la misma, pero por un momento parece que todo vuelve... Es como cuando descubres un olor que te recuerda a algo, te vienen a la cabeza recuerdos, imágenes, sentimientos...

Aunque bueno, también debe haber algo de eso de que los papeles procrean eh? Dinero llama a dinero no? por qué no, basura llama a basura?

Un saludo