THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

jueves, 28 de agosto de 2008

El lado oscuro de la fuerza


De sombras y de luz, dicho de una manera entre cursi y poética. El lado oscuro de la fuerza, por aludir a una frase más cinematográfica. El caso es que una de mis caras b son las series de televisión. Ante un buen capítulo de una serie potente -léase que no tiene por qué ser de una gran calidad, basta con que tenga ciertos ingredientes- caigo rendida. Lo confieso. Soy hija de 'Falcon Crest', 'Dallas' y 'Dinastía' por parte de padre. 'Dancing days' y 'Nissaga de Poder' por parte de madre. Y 'Melrouse Place' por parte de hermana mayor. El resto es seguir la estela de una adicción adquirida en la más tierna adolescencia, que es cuando realmente la infanta que se lleva dentro empieza a gritar a lo grounge y a rugir como una harley davinson sin filtro de plomo.
Y me planto en casa de Doxa para que me pase, cual camello, la cuarta y la quinta temporada de Sexo en Nueva York de la irritante Carrie, como me observa mi buen dealer. La mujer en términos generales, esa figura a veces enigmática, otras portentosa y siempre admirada, no sale muy bien parada si tenemos en cuenta los problemas y aspiraciones de estas cuatro women de la clase glamurosa de la ciudad de los rasca pero no toca cielos aunque lo intenten. Y a pesar de eso, me engancho y río, porque con Carrie, Charlotte, Miranda y Samantha hay pa’reirse. Me lo paso en grande. Una amiga mía dice que ‘Sexo en Nueva York’ representa la vida misma de la mujer actual. Y eso da un poco de miedo, la verdad. Por nuestro propio bien, espero que no tenga razón.
A ver si cuando acabe la sexta, puedo empezar ya con la última de 'The L Word'. De serie en serie y tiro porque me toca. ¡Ostras tengo que trabajar!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mucha gente quiere una vida de película, por qué no una vida de serie; yo desde luego "Els Joves" o "L'escurçó negre". Bueno te dejo con tus series, nos vemos.

Atiko.

Paula Mocinho dijo...

espero no ser un personaje de serie, ni de película, o sea, no personaje, pero si al final me acabo convirtiendo en uno al menos que haga reir a la gente, que la gente se divierta... y ahora que lo pienso, si nos miramos bien, todos y todas tenemos algo de personajes en la vida, no? a reveure!