THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

viernes, 29 de agosto de 2008

Rania, la fe, la dignidad y la santísima trinidad


Algo se encendió dentro de esa adolescente iraquí que se entregó a las autoridades. Su nombre es Rania y el domingo pasado se paseó por la ciudad de Baquba con un chaleco de quince quilos de explosivos. No quería morir. Cuando leí la noticia busqué más información. La madre y una hermana suya han sido detenidas, parece que su padre fue un suicida que murió en un atentado. En una improvisada rueda de prensa, la chica explicó que el chaleco se lo colocaron varias mujeres en un piso al que luego conduciría la propia Rania y que hallarían desocupado y con otro chaleco de las mismas características. Las instrucciones eran que esperara a la puerta de un colegio los pasos siguientes. En la puerta del colegio no había nadie. En 2007 fueron 8 las mujeres bomba en Iraq, en 2008 ya van 29, pero algo se mueve, una niña quiso seguir viviendo. Hay más mujeres, las Hijas de Iraq: unas doscientas mujeres que ayudan a los soldados a registrar los ropajes de las mujeres en los puestos de control.
Nada te tumbe / Nada te espante / La paciencia todo lo alcanza / Dios no se muda / Sólo Dios basta escribió la gracia de Santa Teresa de Jesús. Y Santa Agnes Baker, presidenta del Consejo Internacional de las 13 Abuelas Indígenas afirma ‘también sé que no soy nada sin el Creador, que es masculino y femenino a la vez’ en una entrevista realizada por Núria Navarro en ‘El Periódico’ de Catalunya. Estas abuelas sabias que conectan, así lo entiendo yo, con el espíritu colectivo que nos une a todos y a todas, que son chamanas, brujas o santas según se mire el diccionario, quisieron entrar a ver a Benedicto XVI pero no las dejaron. Y sólo rezaron. ‘Nosotras somos nutrientes, dadoras de vida, las únicas que podemos traer más de un espíritu al cuerpo. Somos las que cada 28 días, damos nuestra sangre’. Las 13 abuelas trabajan para proteger la tierra, la medicina tradicional, las lenguas y las ceremonias ancestrales. Su mensaje es de amor y paz. Hasta el Dalai Lama les ha dicho que el mundo las necesita. Fe en ellas.
No way, no how, no McCain dijo ella con sonrisa firme desde el púlpito de Denver. Y el auditorio se levantó para aplaudir. Ayer entró en directo desde Nueva York para pedir la suspensión de la votación que todavía la incluía como posible candidata demócrata y en otro gesto que la baña de dignidad y grandeza dijo ‘con los ojos fijos en el futuro, con el espíritu de unidad, con el objetivo de la victoria (…), declaremos juntos, aquí mismo, ahora mismo, que Barack Obama es nuestro candidato y que él será presidente’. Hillary se hace más grande aún en la derrota.
Tres mujeres tres que pueden ser una santísima trinidad, pero hay infinitas. Tantas como mujeres, porque todas las mujeres somos parte de una misma.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

De vuelta de las vacaciones, me gusta reencontrarme con tus escritos. Espero que hayas descansado y te lo hayas pasado bien.

Hemos estado por tierras catalanas y tenéis sitios espectaculares en la costa de Girona.

Besos

Montglane

Paula Mocinho dijo...

hola montglane! qué alegría saber de ti. las vacaciones muy bien. me alegra que te gustara Catalunya. ya ves, por aquí volvemos a andar y a trabajar :) muchos besos!