THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

martes, 28 de octubre de 2008

Estudiante con lluvia


Llueve, se reencuentran viejos amigos y se olvida el paraguas. Hacía tiempo que no se me olvidaba el paraguas en casa. Pero me mojo poco. Apenas un rasguño acuífero. Nada que no consienta mi piel impermeable. Porque aunque el frío a veces se meta dentro, el agua, pese a su insistencia, no traspasa. Será porque ya vive en nosotras. Nivelando y desnivelando.
Las mujeres somos las únicas capaces de romper el agua. Me parece increíble. Hasta sacrílego. Como si ese acto de romper el agua fuera la lucha entre lo que acontece y lo que queda atrás. Y después la vida. A lo mejor la lluvia en el fondo no es más que una mujer divina luchando por darnos más vida de la que tenemos. Espero que haya varias, para que se turnen en el oficio de llover. Cuánto esfuerzo. ¿Es la lluvia cosa de diosas? Paso de repetirme con la lágrima, el talmut y lo que vale una lágrima de mujer, que me pongo pesada.
Y, cómo no, he olfateado la sección de poesía de alguna cadena de librerías. El sábado también lo hice, pero no encuentro los libros de Anne Carson. Me gustaría conocerla. Sí, me he tomado la mañana libre. Aunque en el mp4 llevaba el archivo con los textos y en el metro, en la calle, en la misma librería y luego en el super hacía gestos raros que acompañaba de palabras no menos inconexas. Estudiaba el texto. Que Mnemósine, personificación de la memoria y madre de las musas, se apiade de mí.
Esta noche me voy a llover un poco, pero con la calma, mientras memorizo.

2 comentarios:

Jordi dijo...

Las mujeres serán las únicas capaces de romper el agua, pero algunos hombres somos los únicos capaces de llevar los paraguas en llamas. Disculpa la autoreferencia, pero no me pude resistir.

Paula Mocinho dijo...

jordi, me gusta tu cita, aunque no sé si la alcanzo a comprenderla en el sentido que quieres darle. recuerdos!