THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

lunes, 2 de febrero de 2009

Un día Vallejo


A la espera de la llegada del mecenas, podría decirse que a veces está el/la artista. A mí me pasa que cuando dudo, cuando pienso que se me pasa el arroz, cuando miro eso que algunos llaman mi obra y no veo nada que alumbre la oscuridad en la que me hallo, se me aparece el ángel mecenas como una especie de esperanza al final del túnel. Alguien cuya bondad y generosidad permiten que el/la artista de a conocer al mundo esa obra que en la intimidad de su creación va creciendo.
Hace un tiempo leía en un artículo que hablaba sobre la psicología del creador/a que se trata de una persona con altísima resistencia a la frustración y al fracaso. Alguien cuya capacidad de recuperación era directamente proporcional a la fe que tenía en sí mismo/a y en su obra. Alguien capaz, incluso, de hacer del fracaso un motor para seguir creando.
La miseria ha marcado a grandes figuras de la literatura, la pintura o la creación universal. ¿Cuántos creadores y creadoras murieron en el anonimato para ser descubiertos cuando sus restos se pudrían en el olvido? Sin embargo su palabra, su trazo, su fuerza, la esencia de su obra, consiguió trascender la propia vida, la propia muerte.
Veo el hambre, la lucidez que ésta provoca, la locura y la humanidad de estos seres a los cuales me siento ahora mismo tan unida en unos versos de ese gran poeta llamado César Vallejo: ‘Y todavía, / aun ahora, / al cabo del cometa en que he ganado / mi bacilo feliz y doctoral, / he aquí que caliente, oyente, tierro, sol y luno, / incógnito atravieso el cementerio, / tomo a la izquierda, hiendo / la yerba con un par de endecasílabos, / años de tumba, litros de infinito, / tinta, pluma, ladrillos y perdones’. (24.09.1937 / Quedéme a calentar la tinta en que me ahogo… )
Y es que hoy al abrir los ojos he sentido el hormigueo de la cebolla recién rallada y he sabdio que debía disponerme a vivir un día profundamente vallejo.

2 comentarios:

Gina Lis dijo...

los rolling stones son grandes figuras, y son lo más lejos de la miseria que hay... ;-P

en nuestro mundo de hoy la recompensa llega al que trae la risa. Y sino, mira a Jack Black, que muy brillante no es, pero el tipo se ríe de todo y triunfa.

Un abrazo Mocinho.

NoeliaA dijo...

Se llama resiliencia.
El artista es en sí un ser inconforme (Vargas LLosa, "Cartas a un joven novelista")que hace de las miserias un combustible, que hace de sus pulsiones un movimiento.
Experiencia es el nombre que los artistas les damos a nuestros fracasos, desdichas o tragedias. O ha todo aquello que nadie se atreve a experimentar. El artista es un ser incomprendido, pero que desborda de autocomprensión, he aquí la persona que menos claudica en el grupo inmenso y heterogeneos de humanos.