THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

domingo, 7 de febrero de 2010

Toboganes


Todas las épocas tuvieron sus toboganes. Pero parece que ahora tenemos mucho más que perder. La comodidad nos ha convertido en seres miedosos. Mi madre me explicaba que en pleno invierno, cuando se iba al campo a cuidar de los animales o de la tierra cultivada, mi abuelo metía las manos en los canales de agua helada para que le entraran en calor. A veces pienso en volver al campo, pero ¿qué haría yo allí? Dejar la ciudad sería para mí un sacrificio grande, aunque quién sabe dónde está el sentido de la vida. Volver al origen, fantaseo.
Las desigualdades arraigan en las sociedades porque el ser humano en el fondo es jerárquico. Triunfó el capitalismo. El comunismo se convirtió en un monstruo que engullía a los hijos discrepantes. No hay sistemas alternativos. El poder en horizontal es mera ilusión, se da en algunas asociaciones cívicas pero no a nivel de estado. Se necesitan líderes a quien seguir, a quien derrocar. Épica de la que enamorarse.
La paz es una ficción. Sostenemos un equilibrio económico que no acabamos de entender. Es un juego retorcido donde casi siempre pierden los mismos. Pero sin trabajo, no hay control y sin control el poder pierde efectividad y nacen movimientos políticos y sociales sospechosos de depurar y regenerar la podredumbre de la sociedad. Lo vimos con el nazismo. Podemos volver a verlo cualquier día. Los disfraces siempre consiguen despistar.
Mientras, el entretenimiento y la ficción cada vez se hacen más realistas y todo lo que está afuera se repite en los libros, las películas, la televisión, el teatro. No hay salida.
Oasis es lo que necesitamos. Y más sentido del humor y un sueño común que se desvíe de la avaricia, la codicia y el crimen.

1 comentario:

Gina Lis dijo...

wow girls just to wanna have fun, girls, they wanna have gun, girls, they wanna have...