THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

viernes, 16 de julio de 2010

Alargando el chicle un día que me apetecía escribir aunque no tenía nada nuevo que contar


Soñar no siempre es bueno. Puede que los sueños se conviertan en pesadillas. A veces aquel dicho de ‘ten cuidado con lo que deseas porque puede hacerse realidad’ es cierto. No lo he probado mucho pero lo intuyo. El tiempo se va a agrandar. Los calendarios van a crecer en nuestras mesas de estudio. Los libros ya en las bibliotecas o en el e-book. Las vacaciones pronto, no está mal. El calor se impone. Barcelona sigue con su bochorno, pero yo cada semana paso por la Sagrada Familia y pienso en la belleza de esta ciudad con sello Gaudí. Me siento dichosa por la simetría que ejercen sus calles. Me desconcentra su antónimo. La asimetría supongo que me pone nerviosa. Es mi reto, vivirla sin traumas.
Las plantas las sigo regando cada noche. Últimamente he visto que la terraza la visitan algunas avispas. No me gusta. Una vez en la casa del pueblo anidaron y alguien que ya no está en la familia tuvo que echarlas, fue difícil, así que no sé qué hacer, no me atrevo ni a mirar de donde he visto salir a dos. La naturaleza para los campos. En estas noches de calor me he topado con algunas ratas que corren asustadas a refugiarse debajo de los coches. Dicen que si hubiese un cataclismo nuclear ratas y cucarachas sobrevivirían. O tal vez sólo cucarachas, pero como las ratas tienen ese espíritu de supervivencia no me extrañaría. Eso es el calor, que las hace adentrarse en la superficie.
Si fuera cierto lo de la reencarnación no estoy segura de que me gustara ser un insecto. Puestos a escoger, preferiría desaparecer. Mi espíritu descansando en paz. Ya está. Aquí en la tierra me gusta creer que hay alguien superior, me consuela, pero más allá no estoy segura de que me gustara.
Mañana de escritura y recopilación. Queda poco. El trabajo entra en recta final. Vacaciones a la vuelta de la esquina. Un poco de mar, un poco de montaña, un mucho de amigos, espero, y también de familia. Aquí y allá, en Galicia, ese paraíso verde que en verano trasmuta aunque conserva la esencia. Una vez con Isis nos dimos cuenta de la cantidad de gente que conocíamos que era Leo. Medio mundo del nuestro lo era. Empezamos con los días y uno detrás de otro. Debió ser una casualidad, claro, ahora no me salen tantos.
Nada de política hoy. Hartazgo. Cansancio. Los temas duran una eternidad en los medios de comunicación que reiteran una y otra vez lo mismo. Los políticos los apoyan con sus repetitivas declaraciones. Mejor ver ‘Los Tudors’, que anoche los enganché en la 1. Una serie espléndida. Enrique VIII, sus luchas de poder, la ambición reiterada de tener un hijo varón que creo que jamás consiguió que viviera ninguno más allá de su adolescencia y sus líos de faldas. Estupenda. Espero que no se me olvide que es los jueves a la noche y que pasan dos capítulos. Al final la ficción no sólo amansa a las fieras sino que las entretiene. Ya sé del peligro, el distanciamiento de la realidad y la distracción de las masas hace que la ciudadanía no se fije en los verdaderos problemas, como con el chute del mundial, pero expongámoslo al revés, la ciudadanía necesita un descanso de la mediocridad de una política que no nos arregla los problemas que padecemos, la ficción tampoco pero nos permite distracción, de lo contrario la realidad puede aplastarnos.
Adelante.

4 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

¿Hoy nada de política? Pues yo que me estoy tragando el debate y el rifi y rafe de ZP y Rajoy... Pues yo veo las dichosas ratas también y son asquerosas aunque las cucarachas son repugnantes y me gustaría reencarnarme, si creyera claro, en Sirena...no veas Paula cuanta niña para mí...je,je...Suerte con las avispas maja.
Un besazo.

Paula Mocinho dijo...

Ostras, qué guay que sigáis ahí, porque ya creía que me habíais abandonado de vacaciones, chicas, que seguro que os las merecéis pero si no me comentáis vosotras, snif, snif, el resto són tímidos y tímidas... A ver si lo de las avispas es sólo un recuerdo, espero que sí...
Mañana, mañana hablaremos del gobierno... Jajaja
Un abrazo!

ROSALIA dijo...

Paula, estamos de vacaciones pero no renunciamos al placer de leerte y seguirte. Por cierto, ayer estuve hablando con un amigo del grupo de lectura que es médico y su hija es actriz de teatro y pronto estrenará una obra en el Excorxador...ya te iré informando. Así pronto tú también haces vacaciones y eso de las avispas es muy peligroso. Dices que soñar no siempre es bueno, cierto, a veces soñamos imposibles.
Veo que continuas trabajando con tus escrituras, fantástico. ¿Quienes son tus musas?
Mil besos amiga.

Paula Mocinho dijo...

Ay, Rosalía, qué bonitas palabras... Me emocionan por dentro, jejeje, que soy muy blanda, yo, aunque no lo parezca... Me he atrevido a mirar tras la planta y no he visto avispero... Esta mañana... Debe ser una sola avispa que habrá encontrado algo en la planta del dinero, jejeje, y es que mis plantas del dinero están que se salen pero el dinero viene lento, jejejeje, sobretodo ahora que apenas me quedan un par de días para... Las etapas se acaban y hay que saber comenzar nuevas...
Ay, mis musas... He tenido muchas, cuando nos conozcamos te cuento, ahora mismo me las invento para que me den fuerza... Yo creo en eso que decía Picasso, si las musas me encuentran que sea trabajando...
Un abrazo, amiga