THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

domingo, 19 de diciembre de 2010

Reflexión de domingo por la mañana y desayuno con diario: la sociedad futura


No soy comunista, ni siquiera me he leído 'El capital' cuando debí hacerlo, no creo en las utopías sólo en las cosas posibles. Y veo dos cosas esenciales a la hora de que la humanidad en su totalidad asuma una auténtica modernidad: erradicación del hambre en el mundo y cumplimiento de los derechos humanos sin excepciones en todos los países. De lo contrario la oscuridad seguirá gobernándonos sin remisión.
Si el ser humano alcanzara una cierta armonía, un cierto equilibrio global, se podría seguir recurriendo a la violencia, el terror y a toda la parte intrínsecamente humana que es nuestra parte indeseable y siniestra que, por otra parte, no podemos negar que tenemos, a través del arte. Ahí podríamos seguir volcando asesinatos, guerras, torturas, horror para recordarnos la amenaza que sin duda nos continuará persiguiendo por los tiempos de los tiempos en tanto en cuanto somos animales, algunos depredadores. Toda nuestra totalidad puede ser desarrollada con libertad, sólo hace falta encontrar el ámbito y el espacio adecuados.
En esta sociedad que imagino no dejaría de haber asesinatos esporádicos, brotes de violencia puntuales, sí, pero no serían la norma, serían la excepción. Probablemente aumentaría el número de suicidios y se necesitaría más que nunca el ocio, el entretenimiento para ocuparnos, para divertirnos. Y conste que no me veo una ilusa por soñar un mundo algo más justo.
Mi amiga Mo me advertía ayer en una larga y enriquecedora conversación telefónica de las nuestras que el petroleo está a punto de agotarse, que seguramente habrá una crisis mundial cuando esto suceda en lo que llamamos primer mundo, pero yo tranquila le contestaba, ni modo, Mo, proliferarán las centrales nucleares por doquier, no importará el riesgo, importará la energía. ¿Quién está dispuesto a prescindir de toda la parafernalia electrónica? Nobody. Y en cuanto a la crisis de alimentos, inventaremos pastillas de sabores o transgénicas o vete tú a saber qué para alimentarnos. Y ya. Porque, ahora no lo recuerdo, ¿qué comen los astronautas que viven en una estación espacial durante meses?
Hay más, pero por hoy ya es suficiente.

2 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

Heyyy me gusta ese mundillo, algún asesino por ahí para que no me quede sin curro Paulita...bien pensado...y muchas rubias, morenas y pelirrojas...al Barça le cambiamos los colores y que siempre pierda...si se me ocurre algo más para un mundo mejor te visito...
Felices fiestas guapa. (y digo guapa porque te he visto)...je,je,je...

Paula Mocinho dijo...

Felices fiestas, Norma! Aunque yo seguiré escribiendo por estas tierras de Dios! Ah, aportaciones a este mundo las que quieras... Un besote!