THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

lunes, 7 de enero de 2008

Un barco de papel flotando en el mar


La familia es un sistema complejo de emociones. Curiosamente por mucho que se cambie, con la familia se sigue siendo la misma. O a lo mejor es que siempre somos las mismas que cuando teníamos cinco años, como dijo una amiga mía hace unos días. La esencia ya está conformada a esa edad. Y en nuestro interior no siempre reacciona la mujer sino que la niña y su rabia huracanada puede a veces con todo.
Le pirateo el regalo a mi hermano. He estado leyendo las letras del disco y no son pa’tanto. Es que el Muchachito es algo energético, de buen rollo, de música para levantarse de la silla. Será que hay que bailar, pero será también que la de cinco años sigue enfurruñada y lo peor es que no sabe por qué. ¿Saben al final del berrinche los niños por qué lloran?
El passeig Joan de Borbó no está tan concurrido como en las horas de luz. En la arena de la playa, algunas figuras dispersas, incluso algún solo, alguna sola. En el cielo apenas estrellas. Y al fondo se intuye el runrún de las olas. Paseo de un lado a otro. Recuerdo cuando hace un par de años solía ir al mar a aclararme las ideas. El mar no tiene respuestas pero consigue que el resto no tenga tanta importancia. Todo se alivia.
De pronto, un barco de papel flotando en el mar.
‘También la carne piensa’, Tomás Segovia, Babelia, sábado 5 de enero.
Nous avons unes fillettes très belles.

2 comentarios:

Stella Blue dijo...

Yo diría que la carne piensa primero ;-P ¿no es acaso la materia gris carne?

Paula dijo...

tienes razón, la carne piensa primero ;) y a veces mejor que piense la carne que no la cabeza