THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

martes, 8 de abril de 2008

Bette y Tina


Creo en el amor y creo que el amor se crea y se recrea y en esta recreación se vuelve a crear. Y en los buenos amores yo me recreo. Ya sean reales o ficticios. Y en estos días de creación tengo ratos para recrearme en un amor en el que creo: Bette y Tina. Un amor de mentira en el que me apasiona creer.
La quinta temporada de ‘The L World’ se está revelando como la gran temporada. El humor y el amor se han dado cita en los capítulos que llevo vistos de un modo exquisitamente inconmensurable. Ahora mismo en mi cabeza, Bette y Tina tienen una relación oculta a los ojos de Jody y en el fondo a nadie le importa lo que pueda sufrir Jody que, tan honesta, ha renunciado a su puesto en la Universidad para darle vía libre a Beth, esa mujer control que ahora está descontrolando.
- Dijiste que estabas enamorada de Jody, ¿lo estás? – pregunta Tina a un lado de la mesa
- La adoro, la quiero, es una mujer excepcional pero no se puede comparar… -responde una Bette a la que el tormento siempre le ha ido como tijera al flequillo.
Y ahí están, en la boca del lobo, haciendo felices a espectadoras lejanas como yo para las que el mundo ficticio de lesbiandad de L.A, cuyo cualquier parecido a la realidad es mera coincidencia, representa un oasis en medio de la velocidad cotidiana.
Idolatro la conjunción que forman Bette y Tina, amo ese amor de altos y bajos al que siempre regresan para mayor gloria de mi adrenalina televisiva.
Ahora sólo me abate pensar: después de esto, ¿qué me quedará?
Bette y Tina, iconos del amor que crean unas creadoras a las que me gustaría rendir homenaje algún día por toda la felicidad que aportan a las lesbianas del mundo. De momento sólo puedo decir: muchas gracias, sisters.
Y es que una serie como ‘The L World’ merece el redoble de tambores que conceden los dos puntos y seguido.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No podría estar más de acuerdo con tu post de hoy. Yo creo que los amores así existen, esos que a pesar de los altibajos sabes que son para toda la vida. En cambio hoy en día parece que ésto no tiene ningún valor, que no es posible.

Me encanta THE L WORD

Montglane

Carol Blenk dijo...

Pues sí, creo que estoy de acuerdo en lo que dices de ellas. A mí Beth nunca me ha caído nada bien, la verdad es que nunca me gustó, mira, manías que tiene una. Sin embargo, Tina me encanta y, además, creo que en esta temporada está realmente guapa.
Una relación que lo supera todo, ¿esto es posible en la realidad?, dejamos ahí la cuestión...

Un beso, guapa.

PD: ¿Y qué fue de la Peabody? Con ese giro maravilloso...genial, eh?

Paula dijo...

montglane, qué alegría recibirte. desde el inicio de la serie que mi centro de atención siempre ha sido el amor entre Beth y Tina y ahora que parece que se están reconciliando me produce enorme satisfacción
carol blenk, yo al principio pensaba que me gustaba beth, luego pensé que me gustaba tina y al final me di cuenta que lo me gusta, lo que me enamora es la conjunción de la relación de las dos, las adoro. no sé si la realidad se parece a la ficción, pero yo a la ficción no le pido eso, le pido que me haga soñar, eso es.
es verdad, qué fue de lady peabody? debo decir que nunca fue de mis favoritas aunque me resultaba simpática, no tanto como alice y sus neuras, pero sí simpática, aunque la madre la supera de todas todas, qué mujer!!!
besos para las dos!

María dijo...

Sigue viendo los capítulos... Yo me he visto todos los de esta última temporada. ¡Prometen! Y Helena...ahí estará.
A mí me gusta Beth, con ese carácter... Pero, ¡es tan controladora!

Paula dijo...

maría, bienvenida al blog... seguro que voy a seguir viendo, cómo no hacerlo? llevo una doble vida, la terrenal y la que vive y piensa e imagina capítulos de la serie mientras camina, llama por teléfono, come, bebe, respira... en fin, que estoy enganchada, no sé que haré cuando se acabe esta temporada, snif, snif... ;)