THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

viernes, 18 de julio de 2008

Algunos apuntes sobre el miedo


¿Quién nos inculca el miedo? ¿Es necesaria una dosis de miedo por precaución en nuestras vidas? Está claro que no es conveniente ser temerario, aunque algunos así lo demuestren con ciertas adicciones de riesgo, aventuras al límite o enfrentamientos descarnados con sangre de por medio - estoy pensando en los toreros, por ejemplo, aunque esto último sea un debate en el que no me apetece entrar.
¿Por qué nos dan tanto miedo las relaciones sentimentales hasta el punto de bloquearnos, de negarnos aquello que queremos en pos de una tranquilidad inocua que nos permite seguir viviendo sin ingerencias en el corazón, en el centro neurálgico de las emociones? Si la vida es riesgo, incertidumbre, entre otras muchas cosas, ¿por qué acicalarla de ese miedo insondable?
¿Cómo superamos el miedo? Si tenemos miedo al avión, ¿qué hacer? ¿Viajar en él hasta que se nos pase o renunciar directamente recurriendo al tren o el coche?
Llega un punto en la vida que si no estás atenta todo puede darte miedo, cualquier cosa. Hasta salir a la calle. O quedarte encerrada en el ascensor, que sí, es cierto, no es agradable, pero casi nadie se muere de la experiencia.
El miedo en algunos países hace que se permita la licencia de armas. Y el miedo, sin duda, es el que mata en las guerras y el que las desencadena.
Xenofobia, machismo, homofobia llevan el sello del miedo dentro de su significado. Y detrás tanta ignorancia, tanta desfachatez, tanto prejuicio, tanto miedo a lo diferente, tanta intolerancia a lo que ofrece una manera distinta de ver la vida. Lo triste es que hay gente que vive en esas cárceles del miedo y comete agresiones, incluso, llega a matar en nombre de vete tú a saber que justicias incomprensibles.
Sueño con un mundo sin miedo, un mundo prudente y respetuoso.

2 comentarios:

Stella Blue dijo...

Sería un mundo bien educado y cortés. La justicia en aplicar los derechos humanos es condición imprescindible.

emocionautica dijo...

el miedo bloquea y no nos deja llegar al otro o a la otra...encontrarnos como deberíamos..yo también sueño por despertarme sin temer