THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

miércoles, 23 de julio de 2008

Aniversario


Hoy se cumplen años del día en que me enteré que Carmen Martín Gaite había muerto. Creo que era domingo. Su muerte venía anunciada en la portada de ‘El País’. Un vuelco en el sentir se me puso en la garganta. Alguien importante en mi trayectoria vital como lectora dejaría de acompañarme. Alguien que, de un modo extraño, pertenecía a mi familia, a esa familia ficticia que se va confeccionando a lo largo de los años con esos cariños que no hacen falta que sean correspondidos. Fue un día de luto, de tristeza absoluta. Recuerdo que hice tres llamadas a tres personas que suponía sentirían del mismo modo que yo la pérdida. Hablé con dos y sólo con una pude compartir el dolor, dolor real, dolor literario. Debió haber sido invierno para buscar un abrigo bajo el que perderse en lágrimas.
En este espacio perdido he hablado en diferentes ocasiones de Carmen Martín Gaite y no encuentro mejor manera de guardar su memoria que recomendando la lectura de cualquiera de sus obras. A mí aún me quedan algunas por explorar y creo que no me lanzo a por ellas porque me gusta pensar que todavía hay un rincón de su literatura que no he transitado. Me pasa con los buenos autores que necesito tener lecturas pendientes, para cuando lleguen los malos tiempos, para cuando busque el cobijo de lo que se sabe nuestro.
Allá donde estés, gracias por haberte quedado aquí un ratito, tu herencia nos reconforta.

3 comentarios:

Carol Blenk dijo...

Qué emocionante, Paula. A mí me pilló de vacaciones en Menorca, un verano que decidí aislarme del mundo y de todas las noticias así que no me enteré de su muerte. Fue curioso, las personas con las que hablé por teléfono no se atrevieron a decirme nada.

Yo también tengo libros suyos aún sin leer, los reservo para no sé cuándo y lo cierto es que me da pena leerlos, qué tonta.

El último que compré fue "El libro de la fiebre", debe ser una maravilla.

Un beso, guapa.

Insonrible dijo...

Era de ese tipo de escritoras que quieres que siempre estén ahí. Aportando obras nuevas de tanto en tanto. Ahora ya solo queda la relectura. Pero, como siempre, si un escritor es bueno, cada lectura es un mundo nuevo.

Pauline dijo...

A lo largo de los años he ido adquiriendo, poco a poco, casi toda su obra y de vez en cuando releo sus libros. Bonito tributo a una gran escritora. un beso guapa