THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

lunes, 15 de febrero de 2010

Pedro, el Grande


Confieso que siempre que Almodóvar presenta película voy a verla, más pronto que tarde. Y es que Pedro Almodóvar forma parte de mi adolescencia, de mi historia personal, y eso es algo imborrable. De la época en que iba al Instituto. Cuando yo estudiaba, al día siguiente solíamos comentar las películas o las series que nos habían llamado la atención, ahora ignoro de qué hablan los chicos y las chicas. Recuerdo el día después de la emisión de ‘¿Qué he hecho yo para merecer esto?’, fue todo un acontecimiento la rememoración de ésta o aquélla escena. Luego crecimos un poco y con mi amiga Luisa nos aventurábamos a la gran Barcelona para ver los estrenos. ¡Espectacular el cine lleno y las risas rompiéndolo todo con ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’!
En otro periodo de mi vida, con alguna amiga que fue importante pero que desapareció, comentábamos con intensidad el por qué de su distanciamiento con Carmen Maura. Nos parecía una pérdida de creatividad, incluso una pérdida humana. La época en que Victoria Abril fue su musa no nos impactó tanto. Cuando muere la madre de Almodóvar, todas le enviamos el pésame sabiendo su amor eterno por ella, por eso nos conmovió enormemente el gesto de Carmen Maura acudiendo al entierro, apoyándolo física y emocionalmente en un momento tan duro.
La llegada de Penélope Cruz devuelve la luz a la carrera cinematográfica del genio manchego. El grupo de mujeres que conforman ‘Todo sobre mi madre’, con Cecilia Roth, Penélope y Antonia San Juan a la cabeza, abre una época prolífica de gran calidad que llega hasta nuestros días. ‘Volver’ reúne a la musa perdida, la Maura, con la musa glorificada, Penélope, y obtiene una película estupenda, eso sí, con el permiso de la musa de Blanca Portillo que es grande grande. Ahí está en ‘Los abrazos rotos’ sobresaliendo con luz propia.
Así que cuando anoche Rosa María Sardà, esa estupenda cómica que en otras ediciones nos dio momentos de lujo y de carcajadas en la gala de los Goya, anuncia el presentador del Goya a la mejor película y Pedro, Pedro el Grande, sale al púlpito, estalla el auditorio, nos emocionamos al otro lado de la pantalla y los allí presentes se ponen en pie. ¡Guau! ‘Y aquí estoy’, y ahí estaba, con esa simpatía que nos sigue comprando a todas. Larga vida a ‘Pedro, el Grande’.

2 comentarios:

YOF dijo...

¡Yo, de mayor, quiero ser como Cecilia Roth! Lo tuve claro mientras veía Todo sobre mi madre (Bufff, del 99. ¿Hace ya 11 años???). Pues sigo en el intento.

Paula Mocinho dijo...

Ei, guapa! Gracias por comentar! Qué guapa y buena actriz la Roth, verdad? Besitos,