THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

martes, 30 de marzo de 2010

La frivolidad y otras pequeñeces


A veces necesito unas dosis de frivolidad, antes que esa trascendencia que amenaza con hacerlo todo innecesariamente profundo. Prefiero la ironía al cinismo. Y, según cómo, agradezco la hipocresía que tiene que ver con la educación antes que la verdad que se relaciona con la bofetada metafórica que saquea un día de buen humor.
Confieso que veo telebasura igual que puedo leer ‘Antígona’ o ‘Electra’ en un momento dado. De hecho ayer recuperé ‘Medea’ de Christa Wolf después que me hubieran penalizado por retener el libro varios días más de la fecha límite de devolución. El mundo, mi mundo, está lleno de contradicciones. Ahora espero, no sin inquietud, a que el apagón analógico me afecte. No me he comprado el aparatejo convertidor de TDT. Puedo sufrir una crisis nocturna, lo sé, pero me arriesgo. ¡Quién sabe! Igual puedo vivir sin televisión, aunque tengo mis dudas.
Anoche acabé de ver la historia entre ‘Veronica Ciardi y Sarah Nile’ de Grande Fratello, 'il sogno'. Me reí a carcajadas. Odile que me devuelve a la realidad ‘Io non sono lésbica’. ‘Sabía que te encantaría’, me dijo después de escuchar un entusiasta mensaje en su buzón de voz. Os recomiendo mucho esta historia tonta, como suelen ser los amores vistos desde fuera.
Lo bueno que tiene esta vida privilegiada que vivimos es que siempre encuentras ‘macgufins’ para seguir adelante. Una peli, un libro, una aparición inesperada en tu vida, un poema recién creado, las risas compartidas con las amigas, una réplica a tiempo, una obra de teatro hecha con la carne, qué sé yo, mil cosas. Claro que para eso necesitas estar en sintonía, porque también existen esos otros ‘días Vallejo’ en que el slalom gigante se baja con una cinta en los ojos, enfundada en un traje que en lugar de calor te hiela los pensamientos y te coagula la sangre.
La primavera lo que tiene es la alteración propia de la locura.

4 comentarios:

Lena de mar dijo...

totalmente de acuerdo... sobre todo en la última frase (preciosa, por cierto)

Gracias por la recomendación.

Abracitos

Paula Mocinho dijo...

gracias por comentar!
recuerdos!

Morgana dijo...

Siiiií, fundamental para evitar la locura o el exceso de vehemencia, que también es terrible.

Un saludo!

Paula Mocinho dijo...

gracias por comentar, Morgana!