THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

sábado, 10 de abril de 2010

El Messi-As (del balón) y el Cristiano, su fiel seguidor


Dios se manifestó en Maradona en aquel mítico gol contra Inglaterra que arrancó en el medio campo propio y después de salvar todos los obstáculos que le salieron al paso, con un toque angelical, colocó el balón en el fondo de la red. Todos y todas las que presenciamos aquella rúbrica artística inolvidable nunca podremos olvidar aquella sensación de ver saltar los peces donde antes había simples panes. Y Dios, no contento con esa exhibición de gracia única, posó en la mano del pibito la última de sus travesuras. Y aquel verano del 86 descubrimos la tierra prometida en aquel césped de México.
En esta época aciaga, Dios se cansa de nuestra estupidez y nuestra avaricia y muestra su lado más ausente. Nosotros, sus criaturas, andamos desorientados y hemos caído en la desgracia de la ceguera. Por eso, aunque sigamos condenados a la precariedad laboral y a la inestabilidad económica ha querido enviarnos señales a través del arte. Y ha escogido a otro pibito, bajito como el anterior, extraordinariamente humilde, capaz de decir a las claras que hay cosas más importantes que el fútbol o que su entrenador lo quiere mucho, ese hombre llamado Guardiola que, como Juan el apóstol, siempre creyó que volvería. La Pulga, le llaman. Bastará decir que cuando la Pulga marca, lo hace con la caricia de lo divino y la luminosidad de lo sublime, a veces da miedo mirar no vaya a ser lo último que se contempla. Lo demás lo está recopilando la historia para las generaciones venideras.
Pero Dios ha comprendido que no puede enviar a su representante sin oponerlo a la grandeza, para que en su triunfo sea mayor su logro y su leyenda. Por eso existe el fiel Cristiano. Simpático, atractivo, hombre hecho a sí mismo, valiente sobre el césped, elocuente y un punto soberbio. Capaz de la potencia controlada más eficaz y de la rabia más extasiante, cuando sus botas pisan el césped predica con los resultados y el circo lo sigue y lo aplaude. Sus goles son firmas que pretenden las enciclopedias del deporte.
Esta noche tienen una cita. Puede ganar cualquiera. Básicamente porque los planes de Dios sólo se revelan a posteriori. Su sabiduría es tan gigante como imprevisible. Y es que Dios está cansado de la mediocridad gris reinante y ha decidido divertirse para ver si así, de paso, alguien se ilumina y le ayuda a solucionar los otros problemas, los que tienen que ver con la cotidianidad de las personas, con la miseria en el mundo, con la gula y el desprecio de unos sobre los otros, con las guerras que dejan de existir en los telediarios pero que siguen allá donde Él perdió la esperanza, con las violaciones a niños y a niñas y a mujeres donde la justicia hace la vista gorda, con la opresión y la tortura, en fin, con todo eso que se supone que las democracias modernas detestamos pero que poco hacemos para erradicar.
De momento, esta noche medio mundo estará pendiente de un estadio: el Santiago Bernabeu. Allí la luz del arte y la contundencia de la pegada tienen una cita. Yo no me lo voy a perder, ¿y tú?

7 comentarios:

Gina Lis dijo...

¡Yo tampoco! ¿Te vienes al bar?

Paula Mocinho dijo...

¡Gina! Ya he quedao en Santa, pero estamos en contacto! Mua y molta merda!

Paula Mocinho dijo...

¡Gina! Ya he quedao en Santa, pero estamos en contacto! Mua i molta merda!

Ave dijo...

Ver jugar a esos dos es una delicia, aunque por razones obvias prefiero a la Pulga. Cristiano Ronaldo me cae bien, pero preferiría que hoy se quedara en mero lugarteniente de dios reencarnado :-)

Lena de mar dijo...

yo tampoco me lo voy a perder!!! y me hubiera dado mucha pena haberme perdido tu precioso post, pero no ha sido así, qué afortunada soy de poder leer tus palabras!!

Duelo de dos grandes futbolistas, tan distintos y tan únicos, que gane quien mejor juegue como equipo.

Abracitos futboleros

juan espectador dijo...

Ahora ya se porque el mundo esta así. Dios solo escucha el carrusel deportivo.

Paula Mocinho dijo...

Ave, qué bueno que te pases por aquí. Yo soy del Barça y considero a Messi, como has podido observar, un superdotado, pero no me gusta despreciar el valor del contrario y Cristiano tiene muchas cualidades y muy buenas.

Querida Lena, qué palabras más bonitas me dedicas. Muchas gracias a ti por leerme, al fin y al cabo, mis escritos siempre buscan interlocutoras e interlocutores que sean mis cómplices, tanto si están de acuerdo como si no.

Juan, he entrado a curiosear por tu blog y me ha parecido interesante. Gracias por comentar y hacerlo tan ingeniosamente! Es que Dios es omnipotente y esas cosas pero de tanto en cuanto tiene derecho a divertirse y a mostrarnos nuestra raquítica generosidad. Aunque bien estaría que de vez en cuando nos echara una manita, jejeje

Saludos afectuosos a los tres!