THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

jueves, 22 de abril de 2010

Latrineando antes de Sant Jordi


En algún momento he escrito: vivir es cansancio. Mi sister Orel siempre dice que ya descansará cuando se muera. Perdón, que ya dormirá cuando se muera. Pero a veces ni siquiera durmiendo se descansa. Soñar es otra forma de vivir, sólo que la lógica no es la de la vida real. Se alude a los símbolos para comunicarse con el yo. Somos así de retorcidos o de originales, según se mire. A no ser que nuestro interior alumbre los sueños y nuestro exterior se dedique a luchar contra los molinos de viento durante el día. Ay, el Quijote. El otro día Victoria me hablaba de un amigo suyo que es tan culto que sabe con qué palabra acaba el Quijote. Vale. ¡Qué grande Cervantes! Se atreve a acabar uno de los libros más importantes de la literatura universal con la palabra ‘vale’. Una manera como cualquier otra de aceptar el destino. Así se entrega el Quijote al sueño eterno. Mi parte favorita es cuando Sancho se hace rey de la ínsula; cuando Sancho, el anclaje a la tierra, vuela como su amo.
Ya has estado latrineando otra vez, decía mi madre cuando le daba mucho al cerebro sin llegar a ninguna parte. Mi madre siempre se inventa palabras, pero palabras con sentido. Latrinear: pensar con mucha intensidad de manera que el cerebro entra en un dimensión de cansancio y locura que no lo deja descansar para operar con normalidad. Luego caigo apalamastrada en el sofá, de puritito agotamiento. No hace falta explicar esta palabra, se explica por sí misma. Un día de estos voy a iniciar la tarea de mamá-el mundo, el mundo-mamá.
Mañana Sant Jordi. No estoy segura de que me gusten los dragones. No estoy segura, es algo que no veo claro. Echan fuego por la boca, pero a veces los seres humanos también echamos fuego por la boca y no por ello nos criminalizan. Eso sí, me gusta la rosa, me gusta el libro, me gusta la fiesta que se celebra en Barcelona. Es bien bonita, ojalá el día nos acompañe. Me refiero a la meteorología.
Aute sigue sonando de fondo, me relaja y me eleva a partes iguales. Mi amiga Mo una vez dijo que este hombre tenía un polvazo. Me la quedé mirando y pensé, pero si está ajado, y eso fue hace muchos años, que ya tenemos una edad, pero hoy la comprendo.
Feliç Sant Jordi y que el fuego sea de pasión.

2 comentarios:

Lena de mar dijo...

Feliz Sant Jordi también para ti!! me encanta la idea que propones de la tarea de "mamá-el mundo, el mundo-mamá", jajajaja suerte!!!

Abracitos salinos

Paula Mocinho dijo...

Gracias, guapa!