THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

jueves, 4 de noviembre de 2010

Reflexión acerca de mi catolicismo


Busco en el diccionario qué significa la palabra 'religión'. 'Vínculo espiritual entre Dios y el hombre'. Considerando hombre como la especie humana, diré que soy una persona religiosa en el sentido estricto de que mantengo un vínculo espiritual con algo o alguien que entiendo se trata de una divinidad a la que me gusta llamar Dios. La segunda acepción dice así: 'Conjunto de creencias, verdades y normas que ordenan nuestra vida hacia Dios'. El diccionario que consulto es muy bueno etimológicamente y te informa que la palabra en castellano procede del latín 'religio-onis', no indica de qué declinación es pero me inclino a pensar que de la tercera dada la desinencia, aunque puedo equivocarme ya que mis estudios de latín están olvidados en una zona más que oscura de mi cerebro. Siguiendo esta segunda acepción también puedo convenir que soy una persona religiosa en el sentido que dentro de mí conviven una serie de creencias, ciertas verdades y alguna que otra norma básica inspirada en los diez mandamientos católicos que ordenan mi vida primero hacia mí misma, hacia el prójimo o prójima y después hacia ese ser que puedo decir entiendo como Dios. Es un diccionario que me tocó en sorteo durante mis estudios de catequesis para prepararme para el día de mi primera comunión.
Por mi instrucción en la escuela sobre la religión católica, las creencias que han sobrevivido desde entonces y mi fe intermitente en ese Dios omnipotente cuya base está inspirada en el perdón y en la compresión de los seres humanos puedo confesar que soy católica. Aunque no practicante. Hace tiempo que no acudo a misa. Siempre me ha parecido un espacio carrinclón, instalado en el pasado más retrógrado y con unos oradores la mayoría de las veces limitados y muy encorsetados en la literalidad de las enseñanzas de ese libro maravilloso que es la Biblia. Pero aún así me considero católica. A través del trascurrir del tiempo me he desprendido de la visión machista y sexista que en muchos aspectos la religión católica conservada por la Iglesia ha mantenido. Me quedo más, por ejemplo, con palabras como las de Jesús 'quien esté libre de pecado que tire la primera piedra', sentencia que lanza contra unos energúmenos que están a punto de apedrear a una adúltera (corrección hecha gracias a Amaranta) en mitad de la calle. La relación entre Jesús y las mujeres siempre es preferencial. María Magdalena o María son iconos de igualdad con hombres como Juan. Entiendo que Jesús es hombre hijo de Dios en parte producto por la sociedad de la época. Difícilmente Dios hubiera encarnado a su hijo en una mujer porque hubiera sido aún más imposible transmitir su mensaje. Aunque pensemos que posteriormente los vehículos de comunicación entre Dios y el ser humano se han encarnado indistintamente en hombre y mujer. Hay santos y santas. Si bien es cierto que la situación de la mujer dentro de la jerarquía de la Iglesia es de una desigualdad evidente. Pero la Iglesia y yo sólo tenemos una relación de cierto respeto puesto que se trata del órgano supuestamente representativo que se encarga de la conservación de la fe, cosa que tampoco tengo muy clara. Mi fe hacia Dios la conservo yo misma, no necesito de un organismo tan complicado.
La religión católica, por otra parte, me permite la adoración sin ambages de Vírgenes y Santas sin que por ello deje de creer en Dios. Puedo adorar a Dios a través de la mujer. Además en la religión católica se produce la paradoja de que la madre de Dios es Virgen y madre a la vez, es uno de los misterios de la creación. Cosa que yo interpreto como que la mujer aunque practique sexo para concebir o no, siempre será vista a ojos de Dios como un ser puro, susceptible de ser santificado. De hecho María Magdalena parece ser una prostituta que sigue a Jesús dejándolo todo como otras mujeres y hombres lo hacen. Otro dato en este sentido, en México, ese país del que estoy tan enamorada, en realidad no creen en Dios sino en la Virgen de Guadalupe. Mi sister me envió hace poco una camiseta con el icono de la Virgen de Guadalupe con un subtítulo que rezaba 'Reina de México'. Suspendidas en mi cuello llevo a la Virgen de los Milagros, la Virgen de Guadalupe, la Virgen del Carmen y la Virgen de Montserrat por razones que no vienen a cuento pero que a poco que se piensen y se me conozca son obvias.
Existen, sin duda, muchas otras razones rancias de la Iglesia Católica e incluso de ciertas interpretaciones tendenciosas de la Biblia por las que podría no considerarme católica y renegar del catolicismo. Pero más allá de la fe, está la cultura y mi cultura es sin duda de raíz católica. De momento, a nadie se le ha ocurrido excomulgarme por lesbiana, feminista y disidente de algunos postulados de esta religión, cosa que demuestra cierta manga ancha. En otras religiones ya habría sido expulsada de la casa de Dios y tal vez, sólo tal vez, apedreada.

10 comentarios:

ROSALIA dijo...

Desde luego tienes suerte yo dejé de creer en dioses inútiles que observan el sufrimiento humano sin hacer nada. No me gusta ninguna religión, coaccionan a la gente, no me gustan los dioses, vírgenes humanas convertidas en santas ni nada de eso. ¡Quedé tan decepcionada! Pero creo en la fe del hombre que es capaz de hacer lo que se proponga. Sin embargo creo que la Biblia es un gran libro y sí, creo en él.
Besos wapi.

Paula Mocinho dijo...

¿Sabes qué pasa? Que creo en las enseñanzas que me parecen justas, solidarias y compasivas y no sigo los dogmas y leyes inflexibles que hablan de un Dios justiciero y vengativo que hace pasar por pruebas terribles al hombre. Racionalmente desde luego no puedo creer pero la fe es emocional más que racional y en ese sentido tengo fe.
Un besazo, Rosalía!

Amaranta dijo...

Yo creo que la Iglesia Católica hace tiempo que se disculpó por difundir la idea de que María Magadalena fue una prostituta. María Magadalena fue María de Betania, hermana de Lázaro, amigo de Cristo, según la Biblia claro.

Tampoco el pasaje de la Biblia sobre el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, habla de la condena de una prostituta, sino de la condena de una mujer que había sido adúltera. Creo que una adúltera es algo muy diferente a una prostituta, hoy y entonces.

A veces no sólo la Iglesia transmite una imagen retrógrada de sí misma, sino que aquellos que por cualquier razón se hayan lejos de ella la difunden mucho más.

Siempre me ha resultado curioso que la diferencia entre ser católico y ser católico practicante radique en ir a misa o no. Cuando en la biblia ya lo dice Cristo cuando le pregunta uno de sus discípulos: "En que os améis los unos a los otros los demás conocerán que sois discípulos mios". Así que ni son todos los que están, ni están todos los que son (!qué grandes son los refranes!).

Un saludo.

Paula Mocinho dijo...

Amaranta, gracias por las correcciones que me haces que aprovecho para incluir en el post. En cuanto a lo que dices de Jesucristo más bien son enseñanzas cristianas más que católicas, ¿no crees?
Gracias por comentar. Un saludo afectuoso.

NORMA dijo...

Te voy a contar un chismorreo...shiiiiisssssss...no se lo digas a nadie. En el cole, con 6 añitos nos hicieron aprendernos unos versos cantados para la virgen de Almudena, venía no se qué obispo a oírnos recitar. Total que yo era la que se sabía de pe a pa los largos versos y cuando llegó el día de recitar no me dió la gana de hacerlo...le dije a la profe monja que no me apetecía cantarle a una mujer de madera...no veas la que monté pero ni canté ni recité...que disgusto para mi mami. ya ni te digo la cara de la directora...continuo castigada...je,je

Sor Citroen dijo...

Varias apreciaciones:

- María de Betania fue, en efecto, la hermana de Lázaro, amigo de Jesús. Pero no tiene nada que ver con María de Magdala, que en la Biblia se dice que fue una famosa prostituta de la época. Según otras fuentes históricas-completamente distintas a las oficiales, por supuesto-, María de Magdala fue la esposa de Jesús, con quien tuvo varios hijos y cuya estirpe se ha mantenido hasta nuestros días.

- La Biblia no es ningún libro, sino un compendio de varios libros elegidos tras no pocas discusiones en el Concilio de Trento (siglo XVI, nada menos). Por tanto, se puede considerar como un conjunto de cuentos y leyendas de escasa credibilidad.

- Por ser lesbiana y feminista estás automáticamente excomulgada. Lo de la manga ancha denota que conoces muy poco de la religión que dices seguir.

- Nuestra cultura es católica porque hubo un dictador durante 40 años que se encargó de que nos conociesen en el mundo como la Reserva Espiritual de Occidente. Así nos fue y así nos sigue siendo.

- Un saludo.

Paula Mocinho dijo...

Ya entonces tenías una personalidad contundente, querida Norma. Saluditos!
Sor Citroen, María de Magdala o Magdalena como yo la llamo verás que en el post no he corregido su procedencia, sólo el tema de la 'adúltera' porque sigo pensando que tiene el perfil que en un inicio escribí. No sé si tengo un conocimiento profundo del catolicismo, lo estudié durante años pero mi memoria es fugaz, aunque que yo sepa la religión católica no me ha excomulgado como dices, pero si lo hace no dejaré de tener cultura católica. También creo que nuestra cultura es católica no sólo porque ese señor innombrable se encargó de machacarnos durante 40 años sino porque la historia de Europa no se entendería sin la participación (buena o mala del catolicismo). De hecho hace poco la serie de 'Los Tudor' así lo mostraba, por ejemplo. Saludos cordiales, Sor Citroen, gracias por comentar.

Sor Citroen dijo...

- Mal vamos si tu fuente para informarte es una serie de televisión. En Europa el catolicismo tiene muy poca repercusión desde hace siglos, excepto en España, Italia y poco más.
- La Iglesia Católica repudia cualquier contacto sexual que no vaya propiamente encaminado a la reproducción. Por tanto, es pecado mortal incluso el sexo dentro del matrimonio que no tenga este fin. Ya no digamos la homosexualidad, el sexo antes del matrimonio, etc.
- Un abrazo.

Anónimo dijo...

Margarite Yourcenar en un escrito sobre Rilke :

"....Respeto hacia Dios, aunque no exista, pues no existir no es, después de todo, más que una manera algo más noble y más pura de ser, y porque le poseemos al menos en forma de deseo y de espera..."

saludos
Marian

Paula Mocinho dijo...

Sor Citroen, te he puesto el ejemplo de 'Los Tudor' no porque no supiera toda la historia de Enrique VIII sino porque ahí puede verse con claridad los tira y afloja con Roma. Por otra parte, te diré que las series de televisión históricas, al igual que las películas, suelen tener una base documentada bien buena. No comparto tu visión de la historia de Europa pero son puntos de vista. Sé la finalidad que promueve el catolicismo referente al sexo pero todo el mundo sabe que nadie sigue ese precepto y no por ello excomulgan a todos los católicos, sino el culto se quedaría sin seguidores. Pero también me gustaría que te dieras cuenta de un pequeño detalle, en el título ya digo 'mi catolicismo' no 'el catolicismo'. Un placer intercambiar pareceres contigo, Sor Citroen.
Me encanta la cita, Marian. La Yourcenar siempre tan fina. Saluditos