THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

sábado, 11 de diciembre de 2010

Algunas notas para el discurso de recepción del Nobel de la Paz a Paula Mocinho en el año 2047


Confieso que no he sido buena persona. He sentido malicia, brotes de envidia, ganas de matar, he odiado fervorosamente, he codiciado bienes ajenos, he sido presa de una ambición absurda, la miseria individual y colectiva me han corroído; probablemente y no sé si de forma totalmente consciente he manipulado no sólo mis pensamientos sino también los actos de otras personas, a veces para bien, otras para mal. He sentido un fuerte deseo por la mujer de mi prójimo y cuando he robado he sido siempre pillada in fraganti. Y es por esta razón, por el descubrimiento de los otros y las otras, por esa conciencia colectiva, que ha presionado y presiona, por la que me he visto obligada a promocionar el bien y la bondad en la tierra.
Quiero declarar aquí y ahora que no tengo ningún mérito porque siempre han sido la sociedad y su pulsión de fuerza y honestidad la que me llevado a actuar y defender las causas que he defendido.
No, señores y señoras, este Nobel de la Paz no debiera serme concedido a mí sino al resto de los seres humanos que, desorientados, caóticos y tan crueles me han inducido a mirar al hombre y la mujer desde una comprensión y compasión que todos y cada uno de nosotros llevamos dentro.
El hecho de que esta noche me halle ante ustedes no deja de ser otro acto ficticio que en verdad le está sucediendo a otra, otra que es mejor que yo, y no porque lo sea de una manera natural -todos y todas llevamos dentro el germen de la bondad y de la maldad- sino porque con el paso del tiempo ha aprendido a serlo gracias al conjunto de los seres humanos.
Sólo deseo que la humanidad siga obligándonos a ser mejores personas, más solidarios, más compasivos, menos aislados y más archipiélagos. Hay tanto por hacer que me parece que tanto ustedes como yo estamos ahora y aquí perdiendo un tiempo precioso. ¡Ah, la vanidad, tampoco a este defecto soy ajena!
Cuando vuelvan a su vida rutinaria, no lo duden, hagan el bien y no miren a quien.
Buenas noches, bona nit, boas noites.

4 comentarios:

Butaques i somnis dijo...

Gran discurso! Pero la irrealidad no vive en la realidad diaria y por muy buena persona que seas o que quieras ser tu entorno a veces te impide llegar a conseguirlo. Pero, he de decir, que después de un comienzo de año nefasto para una servidora, donde mi trabajo se lo trago la crisis, mi vida sentimental se fue al garete y todo se convirtió en una profunda y espesa n iebla. Ahora luce el sol de nuevo, y comienzo a intentar hacer el bien. A ver si me dejan!
Bona nit!

Paula Mocinho dijo...

Estoy de acuerdo contigo, butaques, el 2010 ha sido un año de grandes cambios y de espesa niebla, espero que el 2011 se presente más esperanzador y con cosas más positivas, aunque este 2010 haya tenido algunas ha sido un años duro. Intentar se tiene que intentar hacer el bien aunque no siempre se consiga. Bona nit, guapa!

Eva Hibernia la peregrina dijo...

como decía un profe mío con mucha guasa y desde su ateísmo radical, "haz el bien, todo son ventajas". Me ha encantado la idea del discurso, eres un encanto, mocinha, tu bis cómica merece un bis (que te den el nobel de literatura o el de ciencias inesactas, va, venga, otro post!)

Paula Mocinho dijo...

Ay, querida Eva, ¿sabes que contigo es con una de las personas que más me río? Reír y hacer reír es lo mejor del mundo mundial, gracias por apreciar mi sentido del humor... Un abrazo