THE LESBIAN SISTERS

THE LESBIAN SISTERS
Fotos de Eugenia Gusmerini

martes, 11 de enero de 2011

Un ratito a pie, otro soñando


Nunca perder el horizonte, amarrarse al timón si hace falta. Unirte sin duda a las personas que tengan el motor en marcha. Pila llama a pila. Escuchar y conciliar siempre la vida con los amigos y las amigas. ¿Qué haríamos sin esa mano amiga que siempre te tienden aquellos que te conocen y te aman sin condiciones?
No perder la ilusión, ni en la vida, ni en las personas. Mantenerse intactos en la transparencia, en la inocencia, por principios, porque la perversión no es la salida. Conservar un rincón del alma para la sensatez. Dejarse ir como los niños en la mañana de reyes pues si no se conserva ese ímpetu del corazón adónde va a parar la luz que desprendemos cuando amamos.
Permanecer fiel a nuestras contradicciones porque nos hacen más humanos, mejor personas y nos ayudan a comprender la complejidad humana que nos envuelve. Darnos treguas, no somos, ni de lejos, ejemplos a seguir, modelos que circular por las pasarelas de la virtud. Crear, crear, siempre crear porque creando y creando procreamos.
El mundo por montera o la carroza en la puerta, aunque seamos ratoncillos al mirarnos al espejo mejor vernos como pajes relucientes porque uno no es lo que sabe que es sino lo que sueña con ser y lucha por conseguirlo. Sueños y realidades se mezclan, no hay pureza extrema, hay mestizaje, mezcolanza, café con leche humeante, qué rico.
Eso sí, que si nos dan cuerda a los que tenemos reloj que luego no digan que el tiempo les corre prisa porque a nosotras nos sobra la arena para construir castillos. Así que xino xano, un ratito a pie y otro soñando.

2 comentarios:

juan espectador dijo...

Nunca perder el horizonte, pero a veces el horizonte se agita demasiado. Al leer tus palabras no he podido sino pensar que estaban escritas para mi, cosa que es sumamente dificil, para mí porque estoy pasando uno de esos momentos en la vida en los que no sabes a que aferrarte para seguir a flote, tan solo eso, seguir a flote, más adelante veremos si me atrevo a tomar aire, ahora tan solo seguir a flote, que el agua no entre en mis pulmones, aunque alguna bocanada ya visita mis alveolos.
gracias por tus palabras

Paula Mocinho dijo...

Me alegra de que te sirvan, son palabras que pretenden dar aliento a quien las lea. No sé qué te ocurre pero espero que no sea grave. Cuídate!